Horas Extras

En el mundo de muchas PYMES resulta muy común que el jefe o gerente pida a los empleados que se queden tiempo extra, porque hay que sacar tal o cual trabajo. Y «la regla» es que no se les pague tiempo extra; en su lugar se les permite que el día posterior entren 2 o 3 horas más tarde para compensar esas horas trabajadas en tiempo extra.

Se imagina ¿para qué les sirve a esos empleados entrar a trabajar el día posterior 2 o 3 horas más tarde? No pueden hacer nada con ese tiempo «libre»; tuvieron que llevar al niño a la escuela (como siempre); se tuvieron que levantar por la mañana a la hora de siempre. Pero a esos abusivos dueños o gerentes les vale un bledo (No importar o no valer nada) y piensan que con esta estrategia todo queda arreglado.

Moraleja: Si requiere que algún-os empleado se quede a trabajar tiempo extra, páguele; si no lo hace se ganará la mala voluntad de ese empleado y de todos los demás.

 

Colofón de este capítulo: Bien me quieres, bien te quiero; pero no te metas con mi dinero.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Reynaldo Andres Serrano Becerril

Profesor de Mercadotecnia, ventas y atención y servicio al cliente en Universidad Anáhuac 1985-2010

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame