Retórica Publicitaria

La publicidad y la promoción de ventas se valen en la actualidad, para obtener buenos resultados en ventas, de elaborar mensajes cargados de intencionalidad vendedora persuasiva en sus argumentaciones de comunicación.

 No es suficiente para vender más, que la argumentación básica descanse en un menor precio; si eso fuera suficiente los amos del mercado de los tenis en México, serían los tenis chinos.

Según este supuesto, las otras marcas competitivas ya hubieran cerrado sus operaciones en este amplio mercado porque los consumidores prefieren, antes que nada, pagar menor precio.

 Y lo mismo pasa en los diferentes mercados de los diferentes productos y servicios. Es por ello que usted debe identificar a qué mercado irán dirigidos sus productos.

A continuación le diré cómo está constituido el mercado nacional de acuerdo a los diferentes segmentos socio económicos:

Ingresos
Ingresos

* Ingresos considerados desde mi perspectiva, ya que, a la fecha, no existen datos oficiales fidedignos.

 

Con esta tabla usted ya puede darse una mejor idea de cuál es su mercado meta y así hacer sus objetivos, estrategias y tácticas de comunicación y de ventas.

Ahora pasemos a la Retórica:

La retórica es el arte del buen hablar, del buen decir (y escribir), para convencer, para persuadir, a través de imágenes, gráficos, fotos y palabras; utilizando las figuras de dicción y con un lenguaje muy coloquial (Propio de una conversación informal).

Contamos con la retórica gracias a su autor: Aristóteles quien la compuso alrededor del año 338 A. C.

Como se menciona arriba, las figuras de dicción o figuras de retórica, son el medio de que vale la retórica para darle fuerza al mensaje o al argumento de una idea o exposición. Son mecanismos que alteran el uso normal del lenguaje con el fin de obtener un efecto estilístico; y aunque desde el punto de vista estricto gramatical son transgresiones (quebrantamiento de leyes, normas o costumbres), hacen que la comunicación sea más directa y entendible.

Ahora, vamos ver algunas figuras de retórica que le podrán ayudar a crear mensajes promocionales o publicitarios de gran impacto:

  1. Catacresis
  2. Comparación
  3. Eufemismo
  4. Hipérbole
  5. Ironía
  6. Metáfora
  7. Paradoja
  8. Pleonasmo
  9. Prosopopeya
  10. Sinécdoque
     
  • Catacresis: Designación de algo que carece de nombre especial por medio de una palabra empleada en un sentido metafórico, como en "una hoja de papel"; "el brazo del sillón"; "la pata de la mesa"; "la cabeza del motor".
     

Ejemplo de texto catacrésico en un volante promocional:

  • Catacresis ejemplo page 001

     

  • Comparación: Es una figura de Retórica que consiste en establecer una relación de semejanza entre dos partes usando los nexos como, tal o cual, o el verbo parece. Ejemplo: "Eres inquieto como un potrillo"; "tus ojos parecen estrellas en el cielo".

Ejemplo de un volante usando la comparación:

Verduras Cosmopolita
 

Eufemismo: Es una figura de Retórica que consiste en emplear una expresión o frase que represente de forma no ofensiva o molesta algo que sería dicho en su manera directa y que se considera grosero o burdo.
Son las llamadas palabras 'Tabú'. Por ejemplo: Donde la espalda pierde su casto nombre (pompis); Ir al Tocador (ir a orinar o defecar).

Ejemplo de un volante aplicando el eufemismo:

REGULEN
  • Hipérbole: Es una figura de Retórica que consiste en una exageración que se sale de la realidad. Por ejemplo: - Te lo he dicho mil veces; - Todo mundo fue a mi fiesta.

Ejemplo de un volante con imagen y textos hiperbólicos

Pollastro

 

  • Ironía: Es una figura de Retórica que consiste en expresar lo contrario de lo que se piensa o admitir como cierta con intención burlesca.
    Por ejemplo: "La mujer que no tiene suerte con los hombres, no sabe la suerte que tiene". "Es bueno dejar el trago, lo malo es no acordase dónde". "El dinero no hace la felicidad, la compra hecha".

Ejemplo de un volante con Ironía:

Ironia anuncio
 


 

  • Metáfora: Es una figura de retórica que consiste en identificar un término con otro, con el que tiene características más o menos comunes: "a" es "b". No debe confundirse con la comparación o símil, ya que en el caso de la metáfora no existe comparación, sino identificación de un término con otro. Ejemplo: “Tus manos son de seda”. "Eres un burro de trabajo".

Ejemplo de un volante metafórico, tanto en imagen como en texto:

Metafora anuncio

 

 

  • Paradoja: Figura de Retórica que consiste en la expresión de una verdad en términos contradictorios. Por ejemplo: "Todos somos iguales, pero unos somos más iguales que otros". "Era un hombre tan pobre, que lo único que tenía era dinero". "Vete despacio que tengo prisa".

Ejemplo de un volante de Paradoja:

Paradoja anuncio
 

 

  • Pleonasmo: Figura de Retórica que consiste en repetir un concepto o palabra con un sinónimo, Ejemplo: “Ese asno es un burrito”; “Me duele mi pie”; Se subió para arriba"; "Accidente fortuito".

Ejemplo de un volante pleonásmico:

Pleonasmo anuncio
 

 

  • Prosopopeya: Es una figura de Retórica que consiste en atribuir cualidades humanas a animales, vegetales u objetos. Ejemplo: “El gato con botas blandió su espada y dijo - Salve la Reyna"; El ratoncito bailó toda la noche.

Ejemplo de un volante prosopopéyico:

prosopopeya anuncio
prosopopeya anuncio

 

 

  • Sinécdoque: Figura de retórica que consiste en que una frase o palabra designa el total de la idea, según unos lingüistas, el sinécdoque usa una parte de algo para referirse al todo.

Ejemplos:

  • Me cae en el hígado = esa persona le es antipática.
  • Esa viuda tiene 4 bocas que mantener.
  • El ébola puede acabar con el hombre.
  • La gente trabaja para ganarse el pan.
  • Dos cabezas de ganado.
  • En la iglesia había más de 100 almas.

Ejemplo de un volante sinecdóquido:

Sinecdoque anuncio
 

Analice cada anuncio y vea la aplicación de la figura de retórica aludida. Le recuerdo que, no obstante, las figuras de dicción (de retórica) son una transgresión gramatical, es indudable su valor en la comunicación que convence, que persuade.

 

 

Colofón de este capítulo: La palabra tiene poder y la imagen también; juntas se potencializan para hacer el mal o el bien.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Reynaldo Andres Serrano Becerril

Profesor de Mercadotecnia, ventas y atención y servicio al cliente en Universidad Anáhuac 1985-2010

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame