Etiquetas

El uso de etiquetar productos y servicios no es un capricho o sólo tirar el dinero. Los consumidores, al escoger sus productos en un supermercado o en una tienda, se dejan llevar por las etiquetas con que están “vestidos” los diferentes productos; ya sea en frascos, latas, cajas, prendas de vestir, herramientas, alimentos frescos, cárnicos, pescados, mariscos, etc.

Las etiquetas ayudan a persuadir; son vendedores que gritan silenciosamente sus características y sus beneficios.

 

Va de cuento: En el tianguis que se ponía todos los sábados muy cerca de mi hogar en la capital, había un vendedor de especias envasadas en sobrecitos de celofán. La variedad de esta clase de productos para cocinar era impresionante; tal vez ofrecía unos 30 tipos diferentes.

Me encantaba comprarle, ya que en cada sobrecito venía, escrito con plumón indeleble, el nombre de la especia en cuestión. Esta forma de envasado era, a la vez, muy fácil de acomodar en el cajón de las especias; eran fácil de buscar, fácil de encontrar y fácil de usar.

Por contrapartida, en este risueño pueblo mágico se pone un gran mercado todos los días lunes. Hay una vendedora que ofrece una gran variedad de semillas para plantar; también las envasa en sobrecitos de celofán, pero ningún sobre tiene el nombre de qué semilla se trata o de qué planta se trata.

Cuando le reclamé que por qué no le ponía nombre a cada sobre, me miró con un aire de sorpresa y me contestó: “la gente ya conoce de qué semilla se trata y no necesito ponerle nombres a todos los sobres que vendo”. ¿? (- ¡Ándale viejo chilango!).

 

Sigue de cuento: En la gran tienda Mega a la que solía ir de compras, había un pequeño módulo que exhibía, en sobres de celofán, una gran variedad de tés secos:  manzanilla, hierbabuena, anís estrella, pasiflora, de las 12 flores, boldo, negro, etc.
Al ser transparente el sobre, se podía apreciar perfectamente su contenido. Cada sobre, con el mismo tipo de té, colgaba de delgadas varillas de metal que rodeaban un tubo que permitía girar todas las varillas para poder acceder a las diferentes clases de tés.

Sin embargo el nombre de cada sobre consistía en un pliego de papel, del mismo ancho del sobre y que cubría, en cada extremo del sobre, un área de unos 12cm. Y en cada área se había impreso, con un sello de tinta azul: la marca de los tés, el tipo de té, la cantidad, el permiso de la SSA; la dirección, el teléfono y el RFC del fabricante. Todos los datos, “de cajón”, estaban bien.

El problema es que la impresión era pésima y el aspecto, en su conjunto que ocasionaban al cliente, era de pobreza; de un changarrito de hierbitas que no les daban confianza a los consumidores.

El pequeño espacio que ocupa (que le ha de haber salido como lumbre la renta del espacio al fabricante) sólo se mantuvo, cuanto mucho un mes.

Fue un rotundo fracaso para el pequeño negocio de hierbas y todo por ahorrar, por no asesorase con un diseñador (mínimo con un dibujante), por no haber ido primero al mismo supermercado y ver cómo se presentaba la competencia; cuánto costaba, qué características y beneficios argumentaba, cómo eran sus etiquetas, sus colores, etc.; por no haber hecho primero una pequeña encuesta (investigación de mercados). En una palabra… ¡Mercadotecnia!

Usted amigo, usted amiga; no cometa o no siga cometiendo el mismo error. Insisto, sus productos son como sus hijos y usted seguramente no quiere vestirlos y presentarlos con harapos, mugrosos y sin ninguna gracia.

 

Los diferentes tipos de etiquetas y qué textos deben llevar:

Etiquetas de prendas de vestir:

  • Marca de la prenda: Confecciones Lucy
  • Composición de su (s) tejidos: Lana, algodón, poliéster
  • Lugar de fabricación: El Atorón, México C.P. 51230
  • Teléfono: Fijo o celular
  • Modo de lavado o limpieza: lavadora o en seco

 

Etiquetas de comida artesanal:

  • Marca del producto: Gourmet Artesanal Laura
  • Definición del producto: Licor de Zarzamora
  • Grados de Alcohol: 20° G.L.
  • Ingredientes: Zarzamoras, azúcar y alcohol
  • Advertencias: Bebida de moderación
  • Fecha de caducidad: 30 días una vez abierto
  • Fabricante: Gourmet Artesanal Laura
  • Dirección: Olivo N° 9, Toluca, México
  • Código Postal: 50600
  • Teléfono: Fijo y /o Celular
  • Email: galaura@hotmail.com

 

Etiquetas de muebles de madera:

  • Marca del producto: Diseños en Madera
  • Tipo de mueble: Mesa ante comedor
  • Tipo de madera: Pino Blanco
  • Fabricante: Diseños en Madera Cuco
  • Dirección: Aldama N° 7, Bassoco, Méx.
  • Código Postal: 55600
  • Teléfono: Fijo o Celular
  • Email: dmadera@yahoo.com.mx

 

Hacer sus etiquetas no le resultará caro; cualquier joven preparatoriano que tenga una computadora, se las podrá hacer. Le recomiendo que las haga en una planilla (según las necesidades y el tamaño de las etiquetas) tamaño carta y que se impriman en formato pdf.

¡Despierte!, y aplique todos los consejos e ideas que en este curso le expongo. Ahora ya no podrá seguir poniendo excusas para no hacerlo; como le he dicho a todos mis alumnos: “Conmigo ya se amolaron”.

 

Colofón de este capítulo: “Como te ven, te tratan”.

Igual le pasará con sus productos y eso se llama costo apreciativo. Ese costo apreciativo consiste en que el cliente, al ver su producto, automáticamente le pondrá un precio (aunque no vea la etiqueta del precio); si el precio real le resulta más barato de lo que pensó, entonces comprará gustoso y no sólo uno, sino dos o tres piezas.

Si el precio que él pensó quedó por debajo del precio real, se dará la media vuelta y no le comprará nada.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Reynaldo Andres Serrano Becerril

Profesor de Mercadotecnia, ventas y atención y servicio al cliente en Universidad Anáhuac 1985-2010

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame