Pequeños errores

Pequeños errores, sobre todo si son muy repetidos, pueden perjudicar gravemente una presentación.

Los llamados "tics" o pequeños movimientos. Por ejemplo, si múltiples veces nos tocamos el pelo o miramos el reloj. Esos pequeños gestos pueden quedar muy mal.

Otro típico problema que puede poner nerviosa a la audiencia, son los presentadores que mueven compulsívamente un bolígrafo u otro objeto. 

Una buena idea es realizar algún ensayo ante un espejo o grabarnos en video. Otra opción es ensayar delante de amigos que puedan realizar una crítica constructiva.

Por ejemplo, en un debate político Bush aparecía mirando constantemente el reloj. Este pequeño gesto comunicaba poco interés por el debate y parecía que estaba deseando marcharse.

reloj mirar

 

También es frecuente, tener pequeños "tics" cuando hablamos, algunos alumnos en España repiten mucho por ejemplo "vale". No suele ser grave, pero perjudica la calidad de la presentación. 

Controlar la comunicación no verbal, los movimientos, es importante para transmitir seguridad, confianza y que se domina el tema.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Jose Luis Durán

Profesor Titular de Comercialización e Investigación de Mercados de la Universidad de Cádiz. España.

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame