El desarrollo de la presentación

Los discursos pueden ser:

  1. Leídos.
  2. Memorizados.
  3. Improvisados
  4. Mixtos.

Salvo algunos actos muy protocolarios, actos legales y similares, leer un discurso es muy mala idea.

Por otra parte, memorizar cada palabra de la presentación suele conducir a una presentación monótona. Cuando se nota que alguien tiene memorizada cada palabra del discurso, queda poco entretenido, pierde interés.

Por otra parte, los discursos improvisados solo son aconsejables en actos como reuniones familiares o cenas de empresa.

Por tanto, normalmente lo recomendable son los discursos mixtos, presentaciones muy ensayadas, pero que no lo parecen

discurso

 

Lo ideal es una presentación que dominamos, que tenemos muy claro lo que vamos a contar, que controlamos el tiempo que tardaremos y lo que explicaremos, pero que al exponerla no parece memorizada.

Como hemos explicado tenemos que transmitir interés por el tema, por tanto, tenemos que ser dinámicos y comunicar pasión por la materia.

Para que la presentación resulte interesante y fácil de seguir:

  • Enfatizar lo más importante.
  • Repetir las ideas principales.
  • Emplear historias y anécdotas.
  • Utilizar la asociación de ideas, las metáforas. Es decir, para explicar algo complicado podemos decir "esto es como ...". Por ejemplo, para explicar una página web que es una comunidad de fontaneros podemos decir "es como el tripadvisor de los fontaneros".

mono callado

 

Como hemos comentado, una buena técnica de presentación es tener un orden, una estructura y que en todo momento el público sepa en qué punto de la conferencia se encuentra. Por ejemplo, numerando los diferentes temas o capítulos de la presentación.

Para mejorar el seguimiento y la comprensión de la presentación:

  • Di lo que vas a decir.
  • Dilo.
  • Di lo que has dicho.

Es decir, al principio avanzamos los temas principales que vamos a tratar. Exponemos los capítulos fundamentales que desarrollaremos durante la presentación.

Posteriormente paso a paso explicamos, siguiendo un orden. Normalmente, dividimos la exposición en varios bloques y dejamos claro al público en todo momento en qué punto del camino se encuentra la conferencia.

Y posteriormente repetimos las ideas principales. Si observamos los mejores políticos y presentadores, veremos como repiten ciertas frases e ideas en un mismo discurso.

martin luther king

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Jose Luis Durán

Profesor Titular de Comercialización e Investigación de Mercados de la Universidad de Cádiz. España.

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame