Las mejores presentaciones

Las presentaciones son muy importantes. Hablar en público es una habilidad que nos ayuda a triunfar. En una presentación aprobamos un trabajo o unas oposiciones. Con una presentación podemos conseguir inversores para nuestro negocio. Una buena presentación aumentará nuestras ventas. Y después de muchas horas de trabajo, los jefes de la empresa, te valorarán en buena medida por una presentación.

Al realizar buenas presentaciones, los ejecutivos motivan a los equipos y mejoran su rendimiento. Un característica de los ejecutivos de éxito, suele ser, que son muy buenos en las habilidades sociales, especialmente hablando en público.

Realizar buenas presentaciones es una importante ventaja competitiva para estudiantes, vendedores y profesionales en general.

 

En este curso vamos a explicar los factores fundamentales para triunfar en nuestra próxima presentación. Nos centraremos en los aspectos fundamentales y en lo más práctico y efectivo.

Algunos elementos importantes de las presentaciones:

  1. Los objetivos. ¿Qué queremos conseguir con la presentación? Si por ejemplo, realizamos unas presentaciones para vender, muy agradables y bonitas, pero después de múltiples intentos no estamos vendiendo, algo está mal.
  2. El tipo de presentación y el estilo. Evidentemente no es lo mismo una presentación de ventas que unas oposiciones. Debemos decidir nuestro estilo. Por ejemplo, un estilo formal, o más informal o coloquial.
  3. El público. Debemos adaptar la presentación a la audiencia.
  4. El contenido. Determinar qué vamos a exponer. El qué decir.
  5. La forma. El Cómo. Cómo lo decimos. Cómo nos vestimos. La visualización de la presentación.

 

Un primer aspecto fundamental son los objetivos. Es decir, qué queremos conseguir. Una buena idea es escribir nuestros objetivos. Normalmente es preferible centrarnos en un objetivo principal.

Cuando presentamos un nuevo producto, por ejemplo un automóvil, el objetivo puede ser conseguir ventas. Pero puede resultar más interesante centrarnos en conseguir que los consumidores prueben el automóvil.

Por ejemplo, si damos una presentación sobre nuestra empresa de césped artificial, podemos decidir centrarnos en conseguir contactos, en peticiones de presupuesto, más que en vender. 

 

Por otro lado, la presentación dependerá mucho del tipo de presentación y del estilo que decidamos. Es importante informarse bien de las normas o las costumbres relacionadas con ciertos tipos de presentaciones.

Por ejemplo, en las universidades se exige un estilo formal, el aparecer en pantalón corto o "tutear" al tribunal, en España puede suponer una menor puntuación, cuando no un suspenso.

En cada país existen unas tradiciones respecto a las formas, por ejemplo en los discursos de las bodas. Es importante preguntar los aspectos formales que exigen en cada tipo de presentación.

 

El otro aspecto fundamental es el público. La presentación debe resultar útil y entretenida para la audiencia. El contenido, el lenguaje, las formas, deben adaptarse al público.

Normalmente debemos seleccionar un lenguaje y una dificultad acorde con los conocimientos de la audiencia. Cuando tenemos un público muy diverso tenemos una dificultad añadida. Por ejemplo en los cursos con alumnos de muy distinto nivel, una opción es aportar ejemplos, casos que resulten sencillos para el público con menos nivel, pero interesantes para usuarios más avanzados.

 

Y lo fundamental en una presentación es el contenido. Decidir qué vamos a explicar. El contenido dependerá mucho del tiempo que tenemos, del público, pero también de los objetivos. 

 

Pero lo que determina en buena medida el éxito son las formas. La diferencia entre los muchos que dominan un tema y los pocos que triunfan son las formas.

Dominar un tema es necesario, el contenido es importante, pero al final triunfan los que impactan, los que recordamos, los que son creíbles, interesantes y entretenidos. 

Saber es necesario, pero saber comunicarlo es imprescindible.

 

El éxito al final no es de quien más sabe sino de quien lo comunica mejor.

Por ejemplo, en España existen miles de economistas con grandes conocimientos, sin embargo el que ha triunfado dando conferencias sobre economía y explicando la crisis económica, es un ingeniero simpático que sabe de economía lo que mi madre; Leopoldo Abadía

Conoce al autor

Jose Luis Durán

Profesor Titular de Comercialización e Investigación de Mercados de la Universidad de Cádiz. España.

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame