Estrategia Online: definición

Partiendo de la definición que presentábamos en el TEMA 1, Estrategia Online es el conjunto de técnicas y acciones planificadas y distribuidas en el tiempo que nos permitirán promocionar una actividad empresarial en internet

Por tanto hay dos grupos de elementos que vamos a manejar para poder elegir la estrategia que mejor se adapte a nuestras necesidades, recursos y objetivos:

Instrumentos de ejecución de la estrategia: web, blog, tienda online, micro web, tarjetas digitales. A los cuales tenemos que darles difusión a través de foros, redes sociales y posicionamiento en buscadores; e Instrumentos de gestión y toma de decisiones de la estrategia.

 

Antes de empezar a conocer uno por uno todos estos “ingredientes”, es fundamental desmontar una serie de mitos que en torno a internet circulan:

1. Internet no es tecnología, es comunicación. Cuando hablamos de promocionar nuestros negocios en internet no estamos hablando de saber programar, estamos hablando de marketing online, estamos hablando de un mercado especifico en el que existen unos hábitos concretos en cuanto de lectura, lenguaje, formas de consulta, compras, recomendaciones, interacciones, etc

ESTAMOS HABLANDO DE PERSONAS.

Internet es comunicación

Y en esta relación con las personas que hasta nuestra web se acercan lo más importante es conocerlos, escucharlos, comprenderlos y ofrecerles exactamente lo que ellos necesitan, no lo que nosotros sepamos o queramos vender. En internet la clave no es la tecnología, sino el usuario. La tecnología sólo es el soporte que cada vez se desarrolla de forma más accesible aumentando la usabilidad del mismo.

 

2. Se dice que en el mundo hay 2.400 millones de usuarios de internet, pues bien, lo importante no es que nos conozcan todos ellos, ni intentar venderles a todos ellos, sino por el contrario, la clave está en conocer muy bien el perfil de nuestros clientes y concentrar nuestro esfuerzo de comunicación solamente en aquellos a los que realmente les interesen o les puedan interesar nuestros productos y servicios; es decir, segmentar con el máximo detalle posible nuestro mercado.

3. Internet no es gratis: tiene un coste, bien en tiempo de aprendizaje o bien económico si contratas a un profesional que se encargue de gestionarlo, dentro de tu empresa o como servicio externo.  Lo siento, internet no es gratis...

4. Internet no es un mundo aparte distinto al físico, como decíamos anteriormente, está formado por personas con las mismas inquietudes, necesidades y deseos que en el mundo offline (fuera de internet); por tanto ya tienes adelantado mucho terreno con toda la experiencia acumulada en tu negocio físico. 

 

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Rocio Gonzalez Macías

Dda. Dirección y Administración de Empresa. Especialidad en Marketing Online

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame