Tener o Querer Hacer

Existe una cualidad humana, y hasta podría considerársele incluso de la naturaleza, es el sentido de la Responsabilidad. Comencemos a ver esta cualidad representada en la naturaleza como un instinto, algo que vemos tan normal que nunca le prestamos atención.

Mamá pata tiene sus patitos y siempre anda cuidando de ellos, igual los pájaros, los peces, los leones... Son muy pocas las especies que abandonan o matan a sus crías al nacer, que no asumen su responsabilidad de vida, de "padres", pero las hay. Vemos la responsabilidad muy marcada en cada especie animal y algunas hasta llegan a matar por proteger a sus críos.

Las plantas, en conciencia de supervivencia exhiben la misma conducta de responsabilidad al reproducirse, al permitir ser polinizadas, al orientarse hacia el sol y hasta al cambiar sus hojas con la regularidad precisa. Esas son sus "responsabilidades" y diligentemente las cumplen.

Lecc 14 Tener o Querer Hacer

 

Y ahora observemos al ser humano; creemos que nuestra responsabilidad es crecer, reproducirnos, trabajar, descansar y morir, y en esos parámetros nos movemos, pensamos y actuamos diariamente. ¿Será que esas son nuestras únicas responsabilidades como seres pensantes? Y aquí nuevamente entra en acción la Clave de SOL, y nos dice: el sentido de la responsabilidad implica hacer lo que tienes que hacer asumiendo las responsabilidades que tus actos conllevan.

La responsabilidad implica compromiso y dedicación. Entendemos ya que estamos laborando para un bien común, ya sea empresarial o familiar. Y si estamos comprometidos con la empresa o la familia tenemos que asumir las responsabilidades para llevar las mismas a su máximo potencial como líderes que somos. La responsabilidad conlleva compromiso y consecuencias, y un líder está enfocado en esta cualidad sabiendo el alcance que tiene la misma.

Otro aspecto relacionado con la responsabilidad es el ansia o preocupación por hacer las cosas bien en beneficio propio y de los demás que dependen de ti. Esta capacidad no se debe ver como sacrificio o dolor, sino como un esfuerzo en pulir tus destrezas para lograr la tarea indicada, siempre para conseguir un beneficio mayor.

 

Tenemos entonces que el anhelo de ser un buen líder no es para impresionar a nadie o crear seguidores. La responsabilidad es una actitud que el líder desarrolla por conciencia. Él va creando una credibilidad, una reputación frente a los otros, que en su momento le va a dar el respeto y la admiración para que lo escuchen y hagan lo que él les indique por el bien común.

Desglosemos varios de los componentes de un líder responsable:

  1. Honestidad y Cordialidad - La transparencia de tu carácter y la sinceridad brillan desde tu interior respetando a todos sin importar posición, si te agradan o no, o si posee títulos académicos.
  2. Auto control y Profesionalismo - Aquí entra la Inteligencia Emocional, donde el líder es capaz de separar lo personal de lo profesional, reduciendo efectivamente los conflictos y el estrés laboral.
  3. Atento en Detalles y Retroalimentación - El líder sabe que es su responsabilidad escuchar y alimentar a sus relacionados en sus ideas y opiniones, sin discriminar ni menospreciar a nadie. Él sabe que tiene que crear una dinámica participativa de trabajo sin dejar pasar ni un detalle.
  4. Puntualidad y Disciplina - El respeto por el tiempo de los demás es una virtud que el que la desarrolla adquiere el respeto y la consideración de todos los que le rodean. En el aspecto negativo, esto implica desinterés e irresponsabilidad, que eventualmente toda la empresa imitará.
  5. Cumplimiento y Orden - Todo en la vida tiene un tiempo de planificación, creación, producción y entrega; el LÍDER DEL SIGLO XXII conoce esto muy bien, y entrega todos sus proyectos a tiempo, en orden, sin demora, ni penalidades.
  6. Compromiso y Consecuencias - Cuando estás comprometido con la visión y misión de tu familia o tu empresa, sabes que dar el máximo traerá grandes beneficios a todos. Por eso el líder comprende las consecuencias de sus actos y se compromete cien por cien con la obra.

Vemos aquí que la responsabilidad nos permite elegir si "tenemos" que hacer las tareas que no nos gustan, o aunque no nos gusten "queremos" hacerlas, porque ya sabemos que como líderes tenemos la capacidad de modificar situaciones para nuestro beneficio y el de todos.

En el FORO expón tu apreciación de Tener que hacer algo, o Querer hacer algo...  

 

Y aquí estoy porque aquí quiero estar, quiero servir, quiero hacer la diferencia y dejar un legado a la humanidad...                   --CGR

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

CarmenGloria Rodriguez

Maestria en Salud Publica / Maestria Informacion de Sisitema

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame