Fundamentos para la redacción de los trabajos de investigación (II)

Instrumentos para la redacción.

Como parte de los procedimientos para redactar el trabajo de investigación, figura el uso de las fichas o tarjetas que pueden ser de dos clases: las bibliográficas y las de contenido o trabajo. Estas forman parte de lo que usualmente se conoce como la “carpintería” o labor artesanal de la investigación.

Existen varios tipos de fichas, entre las que tenemos: Fichas bibliográficas (son las que tienen la bibliotecas y se utilizan para la clasificación del material bibliográfico) y las fichas de contenido o de trabajo (estas sirven para recoger ideas, o elaborar párrafos y redactar el trabajo de investigación).

El tamaño de estas fichas puede oscilar entre las 3 x 5 pulgadas o 5 x 8 pulgadas, y brindan gran apoyo especialmente cuando se comienzan a dar los primeros pasos en el campo de la investigación científica.

Cuadro de texto: Subtítulo o acápite a que se refiere la ficha.Cuadro de texto: Título y autor de la obra

Cuadro de texto: ADMINISTRACIÓN,   Koontz, Harold.			Administración, ¿ciencia o arte? p. 13.    La práctica de la administración es un arte; los conocimientos organizados en los que se basa la práctica son una ciencia.  En este contexto, ciencia y arte no son mutuamente excluyentes, sino complementarios.  Cuando la ciencia mejora, también mejora el arte, como ha ocurrido en las ciencias físicas y biológicas.  Los ejecutivos que pretenden administrar sin recurrir a la ciencia administrativa deben atenerse únicamente a la suerte, la intuición o lo que hicieron en el pasado.

A continuación se presenta un modelo de ficha de trabajo.

Requisitos básicos de forma para los escritos científicos.

Posteriormente a la recolección de datos y/o haber redactado todos y cada uno de los elementos del diseño se organizan sistemáticamente para ser presentado el documento que lo contiene.

Esto exige ciertos requisitos de forma y fondo que algunos ya se mencionaron anteriormente en este breve curso.

Un magnífico estudio puede perder mucho su valor con una mala forma, de ahí que se plantee el problema de estilo y los requisitos formales de presentación.

En seguida se ofrece un repertorio de otros requisitos básicos a tomar en cuenta para una buena presentación:

•  Debe recordarse que escribimos para terceras personas, no para nosotros mismos; por lo tanto el lenguaje debe ser claro y sencillo.

•  Los párrafos deben ser cortos con frases breves y concretas.

•  Evitar el uso excesivo del “Yo” autoral o expresiones personales en singular o plural que denotan petulancia o inmodestia.

•  Para eliminar la repetición de palabras o para identificar el concepto adecuado debe disponerse de: diccionario general, un diccionario de sinónimos y otro específico de la materia o disciplina del trabajo, por ejemplo, Derecho, Administración, Economía, etc. La mayoría de programas de computadora que se utilizan como procesadores de texto ya tienen incluidos diccionarios que ayudan al momento de estar redactando el documento.

•  No deben utilizarse abreviaturas en el texto; si son muchos, destinar una página antes de la introducción.

•  Uso de los números: hasta 3 cifras y las fechas se colocan en número. No es recomendable iniciar un párrafo con un número, salvo excepciones que impliquen el manejo de fórmulas o estadísticas como matemática, física, etc.

•  Es preferible subrayar toda palabra que no sea de un idioma extranjero: las locuciones griegas o latinas, verbigracia: quo vadis? (¿dónde vas?), ad hoc (para esto), etc.

•  Utilizar en forma prudente y oportuna las locuciones latinas u otras, verbigracia: in situ , a priori , a posteriori , ceteris paribus , etc.

•  Las notas y/o citas juegan un gran papel en los escritos científicos, por varias razones: para remitir al lector a que lea otro material, para confirmar lo que se sostiene en el texto o para contra argumentarlo.

•  Los pies de página deben hacerse en orden correlativo, y tal numeración debe cerrarse en cada capítulo. Por ejemplo, si el capítulo 1 tiene pies de página del 1/ al 20/ ; el capítulo 2 debe comenzar con la llamada 1/ y no con la 21/ .

•  Con respecto a la paginación, las páginas que componen las secciones preliminares (antes del primer capítulo) se numeran con números romanos pequeños.

•  El texto del trabajo que se inicia con el primer capítulo o con la introducción según el caso; lleva numeración arábiga correlativa o continua. Esta numeración se extiende en caso que haya secciones de referencia, glosario, apéndice, bibliografía, índice.

•  Revisión de la primera versión. Antes de hacer una revisión total, es conveniente “dejar reposar” el documento por no menos de 24 horas y luego tomar la versión definitiva. Revisar versión mecanográfica (o digital), forma de títulos, paginación, etc.

•  El texto del diseño o anteproyecto deberá ser escrito a máquina o computadora, a doble espacio. Los márgenes o sangrías a emplear se sugieren las siguientes:

•  Margen izquierdo: 3.5 cm.

•  Margen derecho: 2.5 cm.

•  Margen superior: 3.5 cm.

•  Margen inferior: 2.5 cm.

Contenidos que te pueden interesar
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 400px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame