El cuestionario en la investigación

Apuntes sobre la elaboración del instrumento de investigación: El cuestionario.

El cuestionario es un instrumento compuesto por un conjunto de preguntas diseñadas para generar los datos necesarios para alcanzar los objetivos del estudio; es un plan formal para recabar información de cada unidad de análisis objeto de estudio y que constituye el centro del problema de investigación.

Un cuestionario nos permite estandarizar y uniformar el recabado de la información. Un diseño inadecuado o mal elaborado nos conduce a recoger datos incompletos, imprecisos y, como debe suponerse, a generar información poco confiable.

Aspectos básicos para la elaboración de un cuestionario.

Para elaborar un buen test, es necesario tener claros los objetivos y las hipótesis o preguntas del estudio que impulsan a esbozar el cuestionario.

Para preparar el cuestionario debe de tenerse en cuenta lo siguiente:

  • El origen de la información que se busca.
  • Los sujetos o muestra que nos brindarán la información.
  • El medio o medios para la aplicación de los instrumentos.

Dada la relevancia que presenta el cuestionario en un proceso de investigación, es uno de los instrumentos más utilizados y en muchas ocasiones el único, se brindan las siguientes sugerencias a tomar en cuenta para desarrollar el test:

•  Tener claramente definido el problema, los propósitos y las hipótesis de la investigación, ya que la información recabada debe dar respuesta a dichos aspectos, que constituyen la razón de ser de la investigación.

•  Tener el perfil de la población objeto de estudio; el cuestionario debe contemplar las características sociales y culturales de las personas a encuestar, que constituyen las unidades de análisis.

•  Inquirir la existencia de test o instrumentos de recolección de información sobre el mismo tema del estudio que se va a desarrollar, con el propósito de utilizar un cuestionario ya preelaborado o que sirva de guía para el que se está elaborando.

•  Si no hubiere un cuestionario previo de estudios anteriores, se hace necesario establecer el formato de preguntas y respuestas que conformarán nuestro propio cuestionario. Las preguntas pueden ser de los siguientes tipos: abiertas, cerradas y de respuesta a escala.

Preguntas abiertas.

Con este tipo de interrogantes se le permite al encuestado responder con sus propias palabras; aquí no se limitan las opciones de respuesta.

Este tipo de preguntas ofrece algunas ventajas. Una es que permite que los encuestados indiquen sus reacciones generales ante un determinado aspecto o rasgo. Verbigracia, ¿Qué ventajas ofrece a las empresas el uso de las nuevas tecnologías de la información, denominadas TICs? .

Con esto se obtiene mucha información y el entrevistado puede sugerir opciones que no se incluyen en las preguntas de tipo cerrado.

Entre los problemas que plantean las preguntas abiertas tenemos, en primer lugar, que se hace difícil el proceso de codificación y tabulación, así como existe dificultad para interpretar los patrones de los datos y las frecuencias de las respuestas.

El investigador se ve en la necesidad de realizar análisis de las respuestas para clasificarlas en alguna categoría, lo que podría originar sesgos por parte del encuestador.

 

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame