Romanización de la Península Ibérica: Ciudad Hispanorromana

La ciudad hispanorromana tendrá las siguientes características:

  • Rodeada por una muralla que hará las funciones de elemento defensivo, pero también de delimitación de la ciudad.
  • El trazado urbano seguirá un orden en torno a dos ejes o calles principales, el cardo y el decumanus, que se encontrarán en el foro.
  • El foro es el lugar principal de la ciudad, en él se situarán los edificios más importantes (basílica, curia, archivo y templos diversos), así como las tiendas y tabernas.
  • Otros elementos fundamentales en una ciudad hispanorromana serán los lugares de esparcimiento y ocio, entre los que destacaremos las termas o baños públicos, con gimnasios, zonas de masaje y piscinas con agua a diferente temperatura. También destacaremos el teatro (para representaciones), el anfiteatro (para combates) y el circo (situado fuera del recinto amurallado).
  • Necrópolis y monumentos conmemorativos (arcos del triunfo y columnas conmemorativas) también tendrán cabida en estas ciudades.
  • No podemos dejar de mencionar las geniales infraestructuras de las que se dotaban a estas ciudades, tanto a nivel de comunicaciones (calzadas, puentes, puertos...), como a nivel de eliminación de residuos urbanos o de abastecimiento de agua fresca (acueductos).

 

En el siguiente enlace puedes observar una noticia sobre el acueducto más largo de España (Gades), y bajo estas líneas un vídeo en el que se representa el mismo de manera digital.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame