Prehistoria en la Península Ibérica: Neolítico

Se data esta época entre los años 6.000/5.500 a.C y el 3.000/2.500 a.C; estando los yacimientos más importantes en la zona del Levante peninsular, Cataluña, Aragón, Andalucía y Portugal.

La primera región peninsular en la que aparece el Neolítico se supone que es el Levante, zona por donde entrarían algunos grupos colonizadores llegados de la zona oriental europea.

 

Este período se va a caracterizar por un “abandono” de las zonas costeras hacia el interior de la Península, en parte por el tamaño de los grupos, que tienden a ser excesivamente numerosos; en parte por unas condiciones climáticas y evolutivas favorables para estas prácticas “migratorias”. Esto va a provocar que diferentes sociedades o grupos coincidan, convivan y se influencien; con todo lo que esto significa para la evolución del individuo.

Se habita más al aire libre, los lugares de almacenajes son frecuentes, se estabulan animales e incluso en los años finales del período se atestiguan emplazamientos circulares formados por chozas o cabañas, lo que habla muy a las claras del final del nomadismo.

 

Agricultura, pesca, caza y ganadería serán las bases de la alimentación o subsistencia, apareciendo en estos momentos los primeros intercambios de productos entre diferentes grupos. Estos intercambios podían ser de alimentos, objetos decorativos (se sabe que existían minas de silex, material para hacer herramientas; y minas de variscita, un mineral para hacer adornos y que era muy apreciado en la época), herramientas y casi cualquier cosa. Las herramientas en piedra empiezan a estar realizadas mediante el pulido.

variscita

Foto: Rob Lavinsky.

 

Artísticamente tenemos que destacar que se inventa la cerámica, cardial (decorada con impresiones hechas con la concha de algún molusco) en los primeros momentos; y lisa pintada en los posteriores (mayor evolución).

ceramica cardial

Fuente: echino.files.wordpress.com

 

En el tema funerario se produce una gran evolución, los cuerpos son enterrados en fosas con las paredes cubiertas de piedra, en sepulcros con forma circular, corredores con cámara e incluso en algunas regiones se utilizan las cuevas con un único fin funerario. También se atestiguan yacimientos colectivos.

 

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame