¬ŅC√≥mo le damos vuelta a los estereotipos de g√©nero?

Ya sabemos cómo identificarlos. Ahora podemos ver cómo, a través de nuestros discursos, podemos potenciar acciones y pensamientos más equitativos. Para conseguirlo, podemos:

1. Atribuir cualidades diferentes a mujeres y a hombres de las que habituamos a dar. Por ejemplo, no asociar siempre a las mujeres a cuestiones como la estética, el cuidado, la vida doméstica, las sensiblería; mientras que a los hombres siempre se les relaciona con el aspecto intelectual, la violencia, los puestos de mayor poder, etc.

 

¬ŅC√≥mo le damos vuelta a los estereotipos de g√©nero?

 

2. Evitar nombrar a las mujeres por su condición sexual cuando a los hombres se les nombra por su posición social. Por ejemplo:

 “Van en la lista 11 candidatos y 2 mujeres”.

3. No nombrar a las mujeres en su relación con el varón puesto que esto hace desaparecer su independencia como persona: Por ejemplo:

 

¬ŅC√≥mo le damos vuelta a los estereotipos de g√©nero?

 

En este ejemplo resulta curioso que, aunque la detención se efectúa por la supuesta agresión a la joven, el papel protagonista es del joven puesto que ella queda relegada a la categoría de “novia de”.

 

¬ŅC√≥mo le damos vuelta a los estereotipos de g√©nero?

Mar Gallego Espejito

Licenciada en Periodismo | Máster en Género, Identidad y Ciudadanía

Contenidos que te pueden interesar
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 400px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame