La orientación sexual: las posilidades

Como bien sabemos, hay mujeres que sienten deseo sexual por otras mujeres y hombres que lo sienten por otros hombres, lo que se denominó como homosexualidad.

Además, hay personas que sienten deseo sexual por otras, sea cual sea su sexo, lo que se nombra como bisexualidad. Al mismo tiempo que hay personas que no sienten deseo sexual por ninguna persona, asexualidad.

Esta ruptura de la heterosexualidad no es aceptada todavía en muchos lugares y en aquellos que se reconoce, socialmente aún genera muchos rechazos. Esto es debido a que, al igual que el género se ha construido en base a una biología que se percibe como esencia del género, la heterosexualidad también se concibe como biológicamente determinada. Se piensa como la posibilidad “correcta” de relaciones sexuales sólo las que se dan entre hombres y mujeres, el resto no es natural.

Historia personal

Amplias posibilidades

 

Por lo tanto, la orientación sexual es otro concepto que necesitamos. Desde el punto de vista educativo es necesario ir rompiendo con barreras que promueven prácticas o pensamientos homofóbicos, por ejemplo.

El profesorado debe conocer qué es lo que implican estos conceptos y cómo la sociedad participa en la conformación de los mismos

Las prácticas y los discursos discriminatorios tienen detrás toda una estructura que las sustenta. Hemos de conocerla para ir desmontando ideas para poder construir otras nuevas. Los nuevos focos nos servirán para crear una vida propia y desarrollarnos como personas más plenamente.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Ana Valero Rey

Experta en estudios de género y perspectiva feminista

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame