Los estereotipos y su función social

¿Qué función social tienen las estereotipos? Los estereotipos, entre otras, tienen funciones cognitivas. Por ejemplo, los usamos como una forma de simplificar el entorno a través de nuestras categorizaciones, para aprehenderlo de una forma simple (fácil de identificar).

Esto nos permite interacciones basadas en conocimientos compartidos sobre los que predecimos y determinamos nuestras opiniones y acciones. A su vez, evitamos reflexiones más complejas que requieren de un mayor conocimiento y esfuerzo.

 

encajar dentro de los estereotipos

 

 

Dicho de otra forma, los estereotipos ayudan a  definir una realidad externa a nosotras y nosotros mismos: ese mundo exterior marcado por unos roles concretos y unas personas y contextos bien definidos. Esto nos evita el trabajo de pensar por nosotras y nosotros mismos y nos da la falsa ilusión de que todo está ya conformado y que todo está bien como está y es así como es. El mundo se nos presenta, así, como una realidad ya conformada en la que poco podemos hacer para cambiar las cosas esenciales que se dan ya por sentadas.

Por ejemplo, hay muchas personas que, -en cuestiones de genero- se niegan a que los estereotipos tradicionales que definen a hombres y mujeres sean modificados. Algunas personas sostienen que "las diferencias entre hombres y mujeres son necesarias" y se resisten a que pueda haber un mundo donde esas diferencias disminuyan o donde nos encontremos más en igualdad. 

Sin embargo, otra personas prefieren el cambio y no se sienten cómodas en ese mundo que se da por hecho: no sienten siquiera que encajen en él. Así mientras unas personas se sienten cómodas ante los estereotipos, otras sienten que éstos la las limitan. Lo importante aquí es que cada persona tenga la libertad de acción de definirse y ser como desee; independientemente de lo que el resto del mundo quiera. Lo que somos no es algo que se deba imponer.

Por otra parte, la diversidad en las personas siempre va a existir porque cada persona es única en "su naturaleza". La igualdad de genero busca igualdad de oportunidades, no imponer que todas las personas seamos iguales. Lo que quiere es que, independientemente de nuestro género, las oportunidades sean las mismas para todas las personas.

De otro lado, los estereotipos de género normativos imponen un binomio constante con dos únicas realidades marcadas: la de ser hombre y la de ser mujer. Romper este binomio asegura el resurgir de muchas más realidades (no solo dos) por lo que el miedo a perder la diferencia no tendría sentido como argumento a la hora de querer seguir imponiendo estos estereotipos dualistas. 

 

 

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Mar Gallego Espejito

Licenciada en Periodismo | Máster en Género, Identidad y Ciudadanía

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame