Los estereotipos como "estructura determinada" (realizada, terminada)

De otro lado, otra función de los estereotipos es la de pensar nuestras propias acciones y conductas dentro de una estructura determinada que usamos para justificarnos, para encontrarnos e identificarnos comparándonos con un esquema que viene impuesto desde fuera. El estereotipo, en este sentido, evita una sensación de confusión personal y de soledad al unirnos a una serie de rasgos comunes (identidad social) y compartidos.

el estereotipo como estructura determinada

 

 

Por ejemplo, esto es algo que podemos ver muy claramente en nuestra adolescencia donde nuestra necesidad de definirnos es imperiosa. Solemos buscarnos en grupos concretos, pandillas, tribus sociales para identificarnos con ellas y crearnos una identidad compartida.

La necesidad de una identidad grupal y de obtener reconocimiento social (entendido como ser inteligible/entendido para el resto) nos lleva a acudir a los estereotipos para descifrar el mundo sin que nos resulte demasiado complejo. Al tiempo, nos lleva a identificarnos a nosotras y nosotros mismos con determinados estereotipos para sentirnos menos en soledad y como “parte de algo”.

Es, por ello, que puede resultar difícil para muchas personas deshacerse de estereotipos que ellas mismas han ido alimentando y reforzando como parte de su proceso vital bajo el fin de pertenecer a espejos o realidades concretas y definidas.

En parte, ésta es la gran baza con la que los estereotipos juegan: que muestran las realidades encerradas en categorizaciones concretas y que nos otorgan una falsa sensación de control y de límites cuando. Lo cierto es que la realidad luego es mucho más rica y compleja. 

CLAVES DEL TEMA: Los estereotipos cumplen una función social al dividir el mundo en categorías a través de las cuales nos iniciamos en nuestros conocimientos sobre el mismo desde definiciones sencillas de nuestro exterior y aparentemente fáciles de abarcar. Asimismo, al reconocernos en algunas de esas “realidades” tenemos la sensación de pertenecer a un todo y, por tanto, de no estar sin compañía en el mundo.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Mar Gallego Espejito

Licenciada en Periodismo | Máster en Género, Identidad y Ciudadanía

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame