Algunos ejemplos de estereotipos sexistas

El universo de los diferentes medios de comunicación y de otras plataformas informativas, está plagado de estereotipos sexistas. Los más habituales generan una imagen de las mujeres como meros objetos, como complemento de los hombres (un complemento más como pudiera ser el poder o el dinero) o como amas de casa, madres, herramientas sexuales, etc. Pocas veces se promociona la imagen de las mujeres como sujetos independientes que desean satisfacer sus propias necesidades. La violencia que las mujeres reciben en imágenes diariamente es infinita.

Como ejemplo, ponemos este artículo publicado en El País y titulado El síndrome de la novia muerta. Aquí se puede ver cómo la publicidad “glamouriza” la violencia contra las mujeres. 

anuncio moda y violencia

Foto: Imagen vía stopfemaledeathadvertising.com

 

Asimismo, a las mujeres y chicas jóvenes siempre se les exige una estética perfecta, impoluta, un modelo de belleza que en la vida real causa muchos casos de problemas relacionados con la salud (como, por ejemplo, la anorexia) por intentar alcanzar un patrón corporal normativo: delgadas, con rostro resplandeciente y con el tamaño de pecho con el tamaño que la moda determine en ese momento. Todo se proyecta bajo la idea de gustar a los hombres: de nuevo las mujeres al servicio de...

estereotipo belleza perfecta

 

 

El papel de madre y el rol de cuidado de los y las hijas asignado únicamente a las mujeres también es habitual. Esto se traduce luego en responsabilidades no compartimos como el hecho de que se dé por hecho que los hombres no tienen que asumir los roles de cuidado de sus hijas e hijos.

estereotipo maternidad

 

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Mar Gallego Espejito

Licenciada en Periodismo | Máster en Género, Identidad y Ciudadanía

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame