Electricidad y corriente eléctrica

1. Electricidad

Las primeras referencias escritas sobre la electricidad se deben a Tales de Mileto. Tales observó que frotando un trozo de ámbar con un tejido se atraían pequeños objetos. En griego ámbar se traduce como “elektron”, de ahí el origen del término “electricidad”.

William Gilbert definió el término de fuerza eléctrica como el fenómeno de atracción que se producía al frotar ciertas sustancias. A través de sus experiencias clasificó los materiales en conductores y aislantes.

J. J. Thomson experimentó con tubos de gases al vacío con dos electrodos en los extremos conectados a un generador de corriente eléctrica y observó que se emitían rayos desde el polo negativo al positivo, los llamó rayos catódicos. De sus observaciones dedujo que los rayos eran fuertemente desviados hacia la placa positiva, lo cual le llevó a deducir sin ningún género de dudas: «… existen cargas de electricidad negativa transportadas por corpúsculos de materia». A estas partículas les llamó electrones.

La electrización de la materia se debe a la transferencia de electrones de un cuerpo a otro. Si un cuerpo gana electrones se carga negativamente, y positivamente, cuando los pierde.

 

La electricidad es un fenómeno físico originado por cargas eléctricas en reposo o movimiento. Existen cargas eléctricas de dos tipos: cargas positivas y negativas. Las cargas del mismo signo se repelen y las cargas de diferente signo se atraen.

 

2. Carga eléctrica

Para medir la cantidad de electricidad de los cuerpos necesitamos definir una magnitud que llamamos carga eléctrica, su unidad en el S.I. es el culombio y su símbolo es "C".

Debido a que la electrización de la materia es un intercambio de electrones, es frecuente utilizar su carga como unidad elemental, es decir, +1 indica que un cuerpo ha perdido un electrón y -1 indica que ha ganado un electrón.

En el siglo XX R.A. Millikian determinó que la carga de 1 electrón son 1.6 ·10​-19C, por lo tanto 1C equivale a 6.25 ·1018 electrones.

Según el principio de conservación de la carga, en un sistema aislado la carga se conserva. Es decir, la suma de las cargas positivas y negativas permanece constante.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame