Mercados de renta variable. El sistema bursátil español

En el mercado de renta variable se negocian básicamente acciones, es decir, valores inmobiliarios que representan partes proporcionales del capital social de una empresa y otorgan a quien las adquiere la condición de copropietario.

 

La rentabilidad de estos activos no está prefijada de antemano ya que depende de los resultados futuros de la empresa.

 

Las bolsas de valores son el mercado público organizado y especializado en el que se efectúan las operaciones de compra-venta de activos financieros, fundamentalmente acciones, a través de intermediarios denominados corredores de bolsa.

 

Cumplen una serie de funciones:

  • Función de liquidez: permite transformar en dinero los activos financieros.
  • Función de valoración: determina el precio de las acciones de la empresa.
  • Función de inversión: favorece que el ahorro se destine hacia inversiones de carácter productivo.
  • Función de participación: las acciones otorgan a su titular el derecho de voto en la Junta General de Accionistas y a influir en la marcha de la empresa.
  • Función de circulación: facilita la circulación y movilidad de la riqueza inmobiliaria.
  • Función de información: toda información que puede influir en el mercado se difunde clara y rápidamente a los participantes para que dispongan de las misma oportunidades.
  • Función de protección del ahorro frente a la inflación: las acciones representan partes de activos reales cuyo valor crece debido a la inflación, a diferencia del dinero en metálico.

 

En España coexisten cuatro bolsas de negociación tradicional (Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia), con el mercado continuo, que actúa como una quita bolsa, en el que se contratan valores a través del sistema electrónico de interconexión bursátil (SIBE).

 

Cada bolsa está dirigida por una sociedad rectora cuyos accionistas son los miembros de cada bolsa.

 

Por otro lado, el servicio de compensación y liquidación de valores (SCLV) es una sociedad anónima constituida por las entidades implicadas en los procesos de liquidación y compensación de valores, como sociedades y agencias de bolsa, siendo su función la de gestionar la liquidación y compensación de valores y efectivo.

 

Las sociedades, agencias de valores, y entidades de créditos miembros de la bolsa se encargan de realizar la mediación entre clientes.

 

La principal diferencia es que la sociedades de valores y entidades de crédito pueden negocia por cuenta propia y asegurar emisiones (actuando como “dealers”), mientras que las agencias de valores sólo pueden actuar por cuenta ajena (actuando como “brokers”).

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame