Volúmenes

El volumen de los títulos negociados en cada sesión informa sobre el fortalecimiento o debilitamiento de la tendencia que esté siguiendo el valor (sea alcista o bajista).

La relación entre volumen y tendencia es la siguiente:

Tendencia alcista sólida: el volumen sube mientras la cotización sigue subiendo.

Tendencia alcista débil: la cotización sube pero el volumen va disminuyendo.

Tendencia bajista fuerte: el volumen sube mientras que la cotización sigue bajando.

Tendencia bajista débil: la cotización baja pero el volumen se va reduciendo.

Hay distintos indicadores de vólumenes, entre ellos el más utilizado se denomina "Balance de volúmenes".

Este indicador funciona de la siguiente manera:

Cada día se suma el volumen de acciones negociadas si el precio cierra al alza, y se resta si el precio baja.

Si el balance de volumen va subiendo es debido a que la tendencia alcista predomina (señal de compra).

Si el balance del volumen va bajando es porque predomina la tendencia descendente (señal de venta).

Veamos un ejemplo:

bolsa

(*) En rojo se señalan aquellos días que la acción cierra a la baja y que, por tanto, el número de títulos negociados se resta del Balance de volumen.

En todo caso, los indicadores de volúmenes hay que interpretralos conjuntamente con la gráfica de precios. Veamos el gráfico del ejemplo anterior:

bolsa

En este caso la tendencia bajista se va consolidando: bajan los precios y el balance de volumen va disminuyendo cada vez más.

 

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame