Calidad total (TQM)

Es uno de los pilares del “Lean Manufacturing”.

Calidad Total es la mentalidad de no recibir, producir ni entregar información, servicios ni productos de mala calidad. La calidad total busca prevenir los errores en su origen, ir a la causa, no a la consecuencia.

La calidad del producto es la resultante de la calidad del proceso de manufactura, es decir, la calidad se produce, no se “controla”.
Para conseguir la Calidad Total hay que hacer un seguimiento de los procesos mediante los siguientes controles:

 

A) Auto-Control.
Cada operario revisa al 100% la calidad de la operación que está realizando, para lo que existen herramientas que facilitan la labor:

Poka-Yoke: mecanismos o dispositivos a prueba de errores que evitan las acciones incorrectas y defectos al 100%. Ayudan a conseguir cero defectos, mejorando la calidad del producto y proceso.

Andon: sistemas visuales (generalmente una luz o lámpara) de paro y aviso de problemas y defectos en la línea de producción.

Autonomatización (Jidoka): dispositivos con los cuales las máquinas detectan automáticamente por si producen un elemento defectuoso. Esto implica la delegación y responsabilidad de aquello que se realiza al operario, de manera que recae sobre él el control y las iniciativas en la solución de los problemas de esa operación.

Esta última idea, sobre la implicación del operario, es una de las bases fundamentales para el éxito de la implantación del “Lean Manufacturing”

El auto-control consiste en:

  1. Controlar constantemente al 100%.
  2. Detectar de forma inmediata los problemas y sus fuentes.
  3. Ejecutar acciones correctivas en el momento que surge el primer problema.
  4. Prevenir la producción de otras piezas defectuosas inmediatamente.

 

B) Control sucesivo.

Control de los procesos al 100%. En este caso el seguimiento es realizado por personas que no participan en el proceso controlado (por ejemplo, personal de verificación o el operario de la siguiente actividad).

En ambos casos, una vez detectado el error, el operario debe retroalimentar el proceso erróneo inmediatamente, identificar la causa y las personas que tengan que tomar una acción correctora inmediata hacia el origen del problema.

Decidirse por uno u otro método depende del proceso en cuestión, de las limitaciones del mismo y de la formación del personal involucrado.

 

C) Control estadístico.

En casos concretos o para mejorar el desempeño de calidad, recurre al control estadístico. Se basa en la estadística para determinar la frecuencia de las pruebas de forma que se asegure la confianza en las mismas.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame