Introducción

Las vidrieras o escaparates tienen un papel fundamental en el incremento de ventas de una empresa ya que es “la cara” frente a los miles de posibles compradores que pasen frente a ella. Es un comunicador que actúa las 24 hs. con una sola finalidad: vender.

El éxito va a depender de muchos factores: el lugar donde se encuentra emplazada dentro del lineamiento de una ciudad, el entorno donde elegimos colocar nuestro negocio y la densidad de personas que caminen por ese lugar. Tenemos que tener en cuenta que una vidriera es un vendedor en permanente atención, por lo tanto, debemos ser cuidadosos al momento de diseñarla.

El objetivo fundamental es captar clientes de forma continua y que esos clientes regresen una y otra vez. Es tan importante como la publicidad verbal o escrita. El escaparate cobra importancia cuando lo que se ofrece no son productos de suma necesidad, pero creamos esa necesidad en el potencial cliente provocando el impulso de compra mediante la sensación de pertenencia a un determinado grupo social, como por ejemplo el merchandising de un equipo de fútbol.

En el mundo la competencia es cada día más grande y cada vez más empresarios entienden que una buena imagen de su local no es un gasto adicional sino una inversión a largo plazo, ya que logra unificar criterio e insertar la imagen de su marca en el inconsciente colectivo.

Lograr un buen escaparate es decir a los clientes, mediante el lenguaje visual, que hicieron la mejor inversión del día y deben regresar por más.

fashion 690184 1280
Escaparates
¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Veronica Malena Terroba

Diseñador de Interiores y equipamiento

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame