Cómo empezar

Primero de todo debes tener una idea básica, ya sea partiendo de una imagen, un sueño, una noticia, una conversación… Ha surgido esa chispa que brota en tu interior y que empieza a perfilarse lentamente. Ya tenemos el primer paso.

Una vez con la idea en ciernes, vamos a macerarla. Deja que tome cuerpo, piensa en ella, dibuja en tu mente los personajes, visualiza escenas. Todo esto puedes ir escribiéndolo en una libreta o en el ordenador. Todo lo que se te ocurra que pueda servirte, anótalo.

Con la idea madurada y las notas escritas, busca un buen lugar para escribir. Un sito donde estés cómod@ y tranquil@. Y encuentra el horario que mejor se adapte a tu día a día. No importa si puedes dedicar tres horas o media, pero procura que sea todos los días y en el momento que estés más motivad@, descansad@.

Crea hábito. Con el lugar idóneo para escribir y el horario perfecto, escribe todos los días. Esto terminará por convertirse en costumbre y después no te costará tanto arrancar.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Francisca Herraiz

Correctora

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame