Creación de los personajes

El personaje es para el escritor, su materia prima, porque se extrae de la realidad, al menos de la que el autor entiende como su realidad. Podemos observar las descripciones de personajes como los de Benito Pérez Galdós, que impresionan por su correspondiente similitud con las esfera humana.

 

Vamos a fabricarte tu propio personaje

Mark Hammer impresiona en "Yo el jurado" por su frialdad... ¿De qué forma quieres tu personaje? Tenemos que extraerlo de la realidad, de cómo la ves. Pensemos en un cuento costumbrista. Vas a describir en una cuartilla cuáles son las fiestas de tu pueblo o ciudad, y vas a imaginarte a tu personaje. Aquí en México, puedo pensar en las fiestas a los "patronos católicos". Si se trata de un viejecillo, de esos almibarados, que saludan quitándose el sombrero, piensa en este hombre. Pongámosle nombre... Don Gumersindo. Vamos. Don Gumersindo es... ¿Casado o solterón? Vamos a decir que es casado. Algo calvo, de ojos vivaces e inteligentes. ¡Fue empleado del Ayuntamiento! Así que sabe ganar dinero honrado. Un poco quisquilloso, porque fue maltratado. Tiene sonrisa bonachona.   

Don Gumersindo es bajito, de complexión delgada (algunos dicen que como un tallarín), y muy comprensivo.

Ahora, hazlo tú, querido alumno.

Escribe a tu personaje. 

Descríbelo, en carácter, estatura, forma de ser. ¿Tu materia prima?

¡Sal a la calle y observa a la gente! Sus expresiones, su forma de ser... Aquellos vecinos que has conocido de antaño.

Es hora de trabajarlo.

En la siguiente lección te mostraré más.

 

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Jesús Quintanilla Osorio

Escritor profesional

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame