Análisis de Riesgo y plan de contingencia

Este es un plan que se crea para prevenir una salida razonable en caso de producirse alguna situación que haga inviable el proyecto.

Es recomendable en caso de disolución de la empresa, decidir que se va hacer con los activos de la empresa. En ciertos casos se establece que si los objetivos no se alcanzan en un periodo de tiempo lo más sensato es disolver la sociedad en términos preestablecidos. Veamos entonces en detalle estos aspectos.

 

Análisis de riesgos.

¿Cuál es el nivel de riesgo de tu negocio? Debes repasar obviamente los distintos riegos comerciales, tecnológicos, financieros, sociales y legales a los que puede verse sometido el negocio.

Indicar como se van a superar esos riesgos (por ejemplo, si existe una ley que me restringa poner en marcha el negocio o retirarme del negocio, que tan fácil es que la competencia o nuevos competidores copien la idea de negocio, si existe un único comprador o un único vendedor de insumos para el producto, si existe un producto que pueda sustituir al nuestro, etc.)

 

Salida de Socios.

Si ocurre que un socio se retira de la empresa, es necesario reglamentar las condiciones en las cuáles se dar dicha salida.

 

Liquidación.

¿Cuál es la tasa de éxito de una empresa nueva? Los datos son alarmantes y desmotivarían a cualquier persona que quiera iniciarse en un emprendimiento.

 

Las estadísticas indican que, en promedio, el 80% de los emprendimientos fracasa antes de los cinco años y el 90% de ellos no llega a los 10 años. Para ser más precisos, las estadísticas nos hablan de una elevada mortalidad en las empresas de nueva creación: más del 70% de los negocios no llegan a los cuatro años de vida.

 

De acuerdo con la CEPAL en los países subdesarrollados entre un 50 y un 75% dejan de existir durante los primeros tres años. La Asociación Argentina para el desarrollo de la Pequeña y Mediana Empresa afirma taxativamente que: ¿Sólo el 7% de los emprendimientos llega al 2 año de vida y sólo el 3% de los emprendimientos llega al 5 año de vida?.

 

Ante estos datos es mejor prepararse ante la posibilidad de que la nueva empresa no tenga éxito, hay que decidor de antemano bajo qué condiciones se va a liquidar la empresa, teniendo previsto el mecanismo para recuperar la mayor parte del dinero invertido.

 

Se deberá analizar la situación si los socios han avalado los créditos de la empresa con su responsabilidad personal, ya que el peso de las deudas recaerán sobre su patrimonio personal.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame