Los dos momentos más delicados

¡Ten mucho cuidado con estos dos momentos!

alert
¡ATENCIÓN, PELIGRO!

En cualquier entrevista de trabajo tienes que estar muy atento a los dos momentos cruciales de los que nadie te hablará:

ANTES DE ENTRAR POR LA PUERTA.

Ten mucho cuidado con quien hablas y lo que le dices mientras esperas. Puede que la entrevista comience precisamente ahí, con un supuesto compañero que también está esperando para ser entrevistado y que en realidad es otro entrevistador.

ANTES DE SALIR POR LA PUERTA.

Ya crees que ha finalizado la entrevista ¿verdad?, te sientes más relajado, el entrevistador lo sabe, y es precisamente ahora cuando puede hacerte la pregunta clave, así que:

¡No bajes la guardia hasta salir por la puerta!

  • Las entrevistas suelen acabar con la tradicional frase: “Ya te llamaremos”.
  • Da las gracias, si el entrevistador te ofrece su mano, estréchasela y márchate.

SIGUE APRENDIENDO.

  • Has tenido una experiencia de la que puedes aprender mucho.
  • Una vez que la entrevista haya concluido busca inmediatamente un lugar apartado y tranquilo y anota sinceramente todo lo que has percibido durante la entrevista: la actitud del entrevistador, la tuya, las preguntas que te han formulado y tus respuestas, tus aciertos y equivocaciones, tus dudas, si te sentiste cómodo o en un interrogatorio…
  • Trata de aprender todo lo que puedas de este proceso por el que has pasado para una próxima ocasión.
¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame