La negociación salarial

La negociación salarial nos preocupa y mucho, ya que es un factor decisivo a la hora de aceptar o no un puesto de trabajo. Es por tanto crucial conocer de ciertas reglas que debemos seguir y tenerlas presentes en el momento de realizar nuestra entrevista. Nuestro objetivo será obtener la máxima cantidad posible, jugando al juego de la negociación.

Las reglas a tener en cuenta son las siguientes:
 

1. Las cuestiones salariales deben esperar hasta el momento en el que nos hayan dicho que están verdaderamente interesados en nosotros. Puede ser que esto suceda al final de una entrevista, o al concluir una serie de entrevistas con distintos jefes de departamento.

¿Pero que pasa si el seleccionador nos lo pregunta al principio?

En este caso, podemos usar varias estratagemas para evitar el tema del salario.

Por ejemplo: puede ser de utilidad decirle que necesitas conocer un poco más cual es el tipo de trabajo que vas a desarrollar en la empresa, para hacerte una mejor idea de tus funciones en la empresa y evaluar el posible salario en consecuencia. Si con esta respuesta no se ha quedado conforme, podemos darle un rango salarial en el cual nos sintamos cómodos. Pero si esta respuesta sigue sin ser de su agrado, es evidente que para este entrevistador el criterio que servirá para decidirse entre uno y otro candidato es el salario. Para estos casos, lo mejor es preguntarle directamente que salario tiene en mente, y si nos interesa lo aceptamos.

2. Lo normal es que el entrevistador tenga en mente un rango salarial donde moverse, tenemos que intentar descubrir cual es y lograr el máximo posible.

¿Cómo conozco ese rango?

Haciendo una investigación previa, buscando cual es el salario tipo para este tipo de trabajo en una empresa de similares características, o incluso puedo preguntar a alguien que trabaje en la compañía (aunque a veces, es complicado que nos lo digan). Si conocemos el rango es ahí donde comienza la verdadera negociación.

3. Nunca seas el primero en mencionar el tema del salario. El que lo hace suele perder. Deja que él se adelante y obtendrás mejores resultados.

4. Una vez consigamos un acuerdo entre las partes, debemos exigir que se formalice por escrito, nunca se sabe que va a pasar mañana... quizás despidan a la persona que nos hizo la entrevista y “donde dije digo digo Diego”.

 

Negociación salarial

 

 

 

 

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame