El factor idioma

El factor idioma lo coloco en primer lugar, ya que aun siendo quizás el más importante se suele relegar a un segundo o tercer plano. Solo los locos se van fuera sin saber el idioma del país de acogida. Si eres un loco o un temerario, puedes intentarlo, pero créeme no te irá muy bien.

Solemos engañarnos a nosotros mismos y decimos cosas del tipo: “el idioma es fácil, eso lo aprendo en dos días”, y es totalmente incierto a no ser que tengas un don especial. El aprendizaje de un idioma es lento, de hecho nunca se aprende del todo. Requiere de bastante esfuerzo y trabajo diario.

Lo ideal sería que ya tuviéramos un conocimiento previo, y no me refiero al que te dan en la escuela, sino a uno un poco más profesionalizado. Si estamos un poco verdes, hay caminos para mejorar nuestro nivel a bajo coste. Recomiendo: leer mucho en lengua extranjera, contactar con algún estudiante con el que hacer intercambios, buscar reuniones de extranjeros en España (como ejemplo www.couchsurfing.org), ver películas en versión original (si te haces socio de la biblioteca pública de tu localidad puedes sacarlas ¡gratis!), etc.

El idioma es vital, ya que muy probablemente nos harán entrevistas telefónicas o presenciales y si no tenemos un nivel lo suficientemente aceptable quedaremos relegados, y solo podremos optar a aquellos trabajos que nadie quiere. Si eres un buen profesional en España, no debes conformarte con trabajos de baja cualificación. No vas a dejar tu país para trabajar en otro en algo en lo que nunca desempeñarías ese trabajo. Para eso mejor lo haces en tu lugar de origen y te quitas de gastos y problemas.

Idiomas

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame