Actuar con los sentimientos

Retomando la idea del capítulo seis acerca de la interrelación de las tres áreas de la persona (la cognitiva, la afectiva y la comportamental), me dispongo a analizar la influencia que tiene el comportamiento en la vivencia del sentimiento personal

 

La influencia de la actuación en el control de sentimientos es doble

Por un lado, ayuda a aminorar la energía cuando el sentimiento se presenta en intensidad, en forma de emoción repentina. En este caso hablamos de las técnicas de relajación:

  • Verbalizar determinados mensajes.
  • Respirar profundamente.
  • Contar hasta diez para frenar el impulso inicial.
  • Retirarse del lugar donde se está produciendo la emoción, etc. 

Relajarse

 

Por otro lado, supone el "cierre" del ciclo de la gestión, que, aunque no haga desaparecer el sentimiento, sí ayuda a tomar conciencia de que se ha gestionado de forma adecuada, de tal forma que se pueda seguir viviendo a medio y largo plazo con ese sentimiento atenuado. Por ejemplo, cuando se ha podido desahogar la alegría con alguien cercano, llorar la pérdida de un ser querido, pedir perdón cuando nos hemos equivocado con una reacción o pedir ayuda para afrontar una situación que nos da miedo. 

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Marta Tamayo Loyo

Habilitada en Educación Social y licenciada en Filosofía y Letras (Geografía e Historia)

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame