Una buena lactancia materna - Video

jhu

De sobra son bien conocidos los beneficios de la lactancia materna, algunos de ellos son:

  • Mayor aporte nutritivo con menor sobrecarga metabólica.
  • Estimula el desarrollo del sistema inmune del recién nacido.
  • Estimula sistemas enzimáticos y metabólicos específicos que logran la programación nutricional, intestinal, enzimática y metabólica para el futuro.
  • Mayor vínculo afectivo.
  • Ventajas sobre la salud de la madre con un puerperio más fisiológico, retrasando la ovulación, disminuyendo sangrado posparto y con mejor recuperación posterior de las reservas de hierro. Menor incidencia de tumores ováricos y mamarios premenopáusicos.
  • Ahorro económico para los servicios sanitarios y la sociedad.
  • Comodidad para la madre y sin riesgos derivados de la preparación de las fórmulas de inicio.

 

Los puntos importantes para una buena lactancia materna son los siguientes:

  • La madre debe estar en posición tumbada o sentada y muy relajada.

kjhu

  • Tiene que respirar lentamente y que los hombros no estén tensos.
  • Si está tumbada, debería emplear almohadas y cojín de lactancia.
  • Si la madre está sentada, puede usar el cojín para apoyar al bebé o los pechos pesados durante el momento de dar el pecho.

lkji

  • Al poner al bebé al pecho la madre NO debe poner los dedos cerca del pezón o la areola, porque es ahí precisamente donde el bebé debe agarrarse.
  • El bebé tiene que tener el cuerpo totalmente vuelto hacia su madre, es una posición de "vientre contra vientre".
  • Al acariciar el labio del bebé con el pezón, el pequeño abre la boca, en cuanto abra la boca hay que colocar al bebé con cuidado pero rápido. 
  • La primera succión del bebé puede ser bastante dolorosa, pero es un dolor que desaparece al rato. Señala que a partir de ese momento el pezón se encuentra suficientemente bien entrado en la boca.
  • Un dolor continuado es señal de que el bebé no está mamando bien.
  • Los chasquidos secos indican que el pezón no ha entrado por completo en la boca y que el bebé está chupando o mordisqueando. En este caso, lo mejor es separarlo y volver a colocárselo en el pecho.
  • Hay que probar varias posiciones, para ver cuál es la que más se adapta a la madre. Sobre todo que esté cómoda y que no se le queden dormidas las manos ni piernas.
  • Hay que tener paciencia, ¡no se nace sabiendo! En el plazo de dos semanas verás como todo va viento en popa y encontrarás la mejor manera de darle el pecho.
Agarrarse al pecho
¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame