Problemas de la lactancia - Pezones invertidos

Pezones planos o invertidos

drtSi la mujer tiene pezones planos o invertidos, la lactancia será un modo de poder alargarlos. El sacaleches y la succión del bebé hacen salir hacia afuera y alargan los pezones planos e invertidos. Basta pensar en el modo en que algunos aborígenes se estiran los lóbulos de las orejas o los cuellos. Lo mismo ocurre con el pezón. Es recomendable estirar bien los pezones tres veces al día. Para ello se coloca un pulgar a cada lado del pezón de forma que se pueda agarrar y se le hace salir. Otro remedio es usar el sacaleches.

Antes de ponerse el bebé al pecho, la mujer se saca un poco de leche de forma que los pezones salgan bien hacia fuera. 

fgfxcv

Durante la subida de la leche, cuando el pecho está sometido a una presión superior, puede ser complicado ponerse el bebe al pecho, si se tienen los pezones planos. En estos casos, el sacaleches es un aliado imprescindible. Provisionalmente la leche se puede administrar con una cucharita o un biberón-cuchara. Así se tiene la certeza de que el bebé toma algo de alimento. En cuanto termina la subida de la leche, el pezón se alarga un poco más y el bebé puede agarrarse a él con más facilidad.

aerstdfSi pese a todo no lo consigue hay que seguir usando el sacaleches hasta que el pezón sea suficientemente largo y el bebé esté lo bastante fuerte para sacar el pezón afuera con su propia succión. Puedes ayudarte de pezoneras en caso de que estén muy invertidos. En este caso es preciso acudir a un profesional en lactancia materna para su consejo.

 

 

Con la ayuda del sacaleches y las pezoneras entre uno o dos meses puedes solucionar el problema.

zdfcv

 

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame