Bálsamo para los pezones agrietados

Si el bebé succiona con mucha fuerza o incluso "mal", la probabilidad de que le salgan grietas es elevada. Hay un sin fin de bálsamos para suavizar los pezones, aunque no curan, pero ayudan mucho y calman el dolor.

Ante todo utiliza pomadas de marcas conocidas, pregunta al farmacéutico o en una tienda de productos naturales.

 

Si las grietas son muy grandes y no tiene nada a mano para aliviarse, hay un remedio antiguo que puede servirle:

Pela una patata sacada de la nevera, lávala y rállala finamente. A continuación aplica un montón de la ralladura de la patata en los pezones.

Tiene un efecto refrescante y a la vez suavizante.

 

Otro bálsamo casero y muy fácil de hacer, es el bálsamo de caléndula.

Necesitas:

1 litro de aceite de de almendras dulces.

125 gr. de cera de abeja.

300 gr. de flores de caléndula (100 gr. si son secas).

Preparación:

Cocina a fuego lento, (sin que hierva ya que eso estropeará los principios activos de las flores), durante una hora. Cuela el aceite en un colador de tela. Agrégale la cera y fúndelo al baño maría. Déjalo enfriar y ya está listo para usar.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame