Sujetos susceptibles de estimulación

Debemos partir de la idea de que cualquier niño, cualquier bebé, es susceptible de recibir actividades de estimulación; independientemente de que su desarrollo sea normal o sea considerado de riesgo o alto riesgo.

En este sentido, el niño ha de ser el eje central del programa de estimulación y ha de ser sujeto activo, no pasivo, recibiendo estimulación (información). La cuestión no es sólo estimular, sino que el niño participe de forma activa en el proceso de estimulación. Pues sólo su acción, y no sólo por la presencia del estimulo, es lo que posibilita la formación de estructuras cognoscitivas y afectivas; y por supuesto el desarrollo.

Arco iris

 

En resumen:

  • Cualquier niño puede ser susceptible de estimulación, sin necesidad de presentar riesgo o dificultades en áreas de su desarrollo.
  • Necesidad de que el niño sea agente activo en este proceso.  
¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Marcelino Fernández Morro

Licenciado en Pedagogía.

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame