Actividades de desarrollo motor: motricidad gruesa y fina (0-3 meses)

Motricidad gruesa:

  • Objetivo: mejorar tono muscular.
    • Tumbar al bebé boca arriba, colocando sus brazos extendidos a lo largo del cuerpo. Coger ambos brazos y llevarlos hacia arriba, a ambos lados de la cabeza, y volver a la posición inicial. Repetir alternando brazos: primero uno y luego otro.
    • Tumbado, acariciar la espalda del bebé desde el cuello hacia abajo.
    • Trabajar las piernas del bebé, las flexionaremos sobre su tronco y las volvemos a estirar. Se puede realizar con las dos piernas a la vez o alternándolas.
    • Acariciar la base de los dedos de ambos pies con suavidad, se encogerán.
  • Objetivo: control postural.
    • Tumbado boca abajo acercar nuestro rostro a él y llamarle en voz baja y sonriendo. El bebé levantará la cabeza durante unos segundos para mirarnos.
    • El bebé sentado en una silla o similar, mostrarle objetos que le motiven e ir elevándolos poco a poco para que intente levantar la cabeza.
    • Sujetar al bebé en posición de pie durante unos segundos, de forma que sus pies queden apoyados sobre diferentes superficies: blandas o duras.
  • Objetivo: inicio del volteo.
    • Tumbado el bebé boca arriba con las piernas hacía el adulto, sujetarle por los hombros y balancearlo de un lado a otro procurando hacer todo el recorrido.
    • Colocar al niño de costado y ofrecerle un juguete de frente a él y hacia la mano que está arriba. Alejárselo poco a poco, obligándole a estirarse hacia ese lado hasta quedar boca abajo. Ayudarle las primeras veces.   

 

Motricidad fina:

  • Objetivo: tonicidad y fuerza.
    • Haciendo uso del reflejo de prensión abrir mediante caricias las manos del bebé y colocarle objetos pequeños que pueda usar fácilmente; o ponerle nuestro dedo índice. 
    • Jugar a dar palmitas. Será el adulto quien, cogiendo las manos del bebé, dirija el juego.
  • Objetivo: coordinación óculo-manual.
    • Jugar con las manos del niño, moviéndolas de forma que pueda verlas.
    • Llevar su mano hacia su boca para que se la chupe, hacerlo con ambas manos (coordinación mano-boca).
  • Objetivo: inicio prensión.
    • Colocar al bebé boca abajo y cerca de su mano ponerle rozando los dedos algún juguete sonoro. Si no es capaz de alcanzarlo, le ayudaremos.
    • Enseñar a sujetar objetos, dirigiendo sus manos hacia ellos y cerrando los dedos sobre los mismos. Poco a poco, retirar la ayuda. Utilizar objetos de diferentes tamaños y texturas.
    • Aprovechar el reflejo de prensión para trabajar la prensión manual. De esta forma se pasará de la prensión involuntaria a la voluntaria
¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Marcelino Fernández Morro

Licenciado en Pedagogía.

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame