Reproducción artificial de Carpas Israelí y Chinas

En primer lugar, la carpa israelí es una variedad mejorada de la carpa común originaria de China continental, pero que se ha difundido prácticamente por gran parte del mundo.

Una importante característica es la de que los huevos tienen una cutícula muy resistente que evita que sean dañados por los enemigos naturales que existen en su ambiente.

En la preparación de los padrotes para el desove artificial, a las hembras se le aplican dos inyecciones de glándula pituitaria; según el peso de cada organismo o pez. La primera a las 6:00 p.m. y la segunda a las 12:00 de la medianoche.

Este proceso exige que el personal técnico esté en vigilia, para comprobar el comportamiento de las hembras. Así, ya a las 6:00 a.m. se inicia, igual que con la carpa común, el desove, aplicando el mismo proceso en el caso de estas últimas carpas.

Por vía natural aquí no pueden desovar sin el auxilio humano, debido a que los caudales de agua de la mayoría de nuestros ríos son muy bajos. Esas especies son de ríos que tienen centenas de kilómetros de largo, y caudales poderosísimos.

 

Especifícamente, las especies llamadas Chinas (cabezona, herbívora y plateada) solo por reproducción artificial pueden lograrse, llegando a tener tamaños de hasta 30-40 kilogramos de peso.

Hay una de ellas la herbívora que se alimenta fundamentalmente de maleza, teniendo la capacidad de poder usarse para el control de maleza en embalses de agua dulce. De esa manera se evita tener que recurrir al uso de químicos para controlar el exceso de maleza acuática en los cuerpos de agua públicos.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Carlos Hamilton

Consultor en Acuicultura

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame