Asientos de Ajuste

El tema que veremos a continuación, son los Asientos de Ajuste (de los cuales ya conocimos un poco en el curso anterior cuando elaboramos la hoja de trabajo).

Los asientos de ajuste son esto precisamente, ajustes que se realizan en las cuentas para precisar con mayor exactitud el valor de una cuenta al final de un período, cuyo registro SIEMPRE debe hacerse antes de presentar resultados a la gerencia o dirección general. Estos registran operaciones contables de carácter interno, es decir, que sólo afectan a la empresa, sin que su registro afecte a terceros.

Estos asientos son motivados por las siguientes operaciones contables:

  • Errores en el registro contable: estos asientos se utilizan para corregir errores en nuestros registros, revirtiendo los efectos del asiento erróneo con un asiento contrario.
  • Depreciaciones: son el desgaste en numerario que sufre nuestro activo fijo con el paso del tiempo.
  • Amortizaciones: son similares a las depreciaciones, solo que su aplicación es sobre el activo diferido.
  • Por créditos incobrables: partida utilizada para precisar el importe que se estima incobrable por la venta de mercancías, atendiendo a las políticas que la empresa determine para tal fin considerando el ámbito fiscal aplicable.
  • Por omisión intencional o no intencional: asientos no registrados de manera intencional o no intencional.
  • Por el registro de intereses devengados por créditos bancarios a favor y en contra: son intereses que aún no pagas pero que ya están a tu cargo.
  • Determinación del resultado: ajustes realizados en las cuentas de resultados como lo vimos en el curso anterior.
  • Y en general, toda operación que modifique la situación financiera de la empresa.

Estas son las operaciones contables internas más comunes, aunque en este rubro entran los ajustes fiscales (de los cuales no comentaré al respecto para no desviarnos del tema).

Como puedes ver, son muchas las situaciones que motivan la realización de estos ajustes.

Por eso siempre es recomendable revisar los saldos y movimientos al final del período que se cierra, con la finalidad de detectar errores u omisiones, así como para realizar las operaciones contables internas a que haya lugar.

Debes considerar que el registro de estos asientos es INDISPENSABLE para la presentación de resultados, pues precisan la situación de la empresa ante cualquier contingencia.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Carlos Alvarez Tello

Técnico en Contabilidad

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame