Impuesto sobre el valor añadido

El impuesto sobre el valor añadido (IVA) es un impuesto que grava la compra de bienes y la prestación de servicios profesionales.

Cuando la empresa compra o contrata un servicio tiene que pagar un IVA (IVA soportado).

Cuando vende o presta un servicio cobra un IVA (IVA repercutido).

El importe del IVA se calcula aplicando un porcentaje al importe recogido en la factura. Actualmente se aplican varios niveles:

Tipo general del 16%

Tipo reducido del 7%

Tipo superreducido del 4%

 

1.- IVA soportado

En la factura que recibe la empresa por la compra realizada o por el servicio recibido, junto al importe de la misma se detalla el IVA generado en la operación. El apunte contable que origina es el siguiente:

 

Contabilidad

 

La cuenta "Hacienda Pública, IVA soportado" es una cuenta de activo, ya que la empresa tiene derecho a recuperar este IVA que ha pagado.

Con posterioridad a la emisión de la factura puede ocurrir que disminuya el importe de la operación, lo que conlleva, igualmente, una reducción del IVA soportado.

Esta reducción en el IVA soportado se calcula aplicando los porcentajes anteriores al descuento aplicado a la operación.

Veamos algunas situaciones que dan lugar a la reducción del IVA soportado:

a) Devolución de compras: origina el siguiente asiento:

 

Contabilidad

 

b) Descuento por pronto pago: origina el siguiente asiento:

 

Contabilidad

 

c) Rappels por compras: origina el siguiente asiento:

 

Contabilidad

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame