La seguridad en uno mismo

Cuando tomamos decisiones, reforzamos la seguridad en nosotros mismos, así como cuando nuestras acciones tienen éxito y asumimos plena responsabilidad tanto de los éxitos como de los fracasos. En el coaching es fundamental que la persona que realiza un proceso obtenga los resultados en todas y cada una de las sesiones.

Para ello es imprescindible que el coach lo entienda y se asegure de haber ayudado a la persona a alcanzar una claridad óptima y a comprometerse con la acción, lo que incluye anticiparse a las adversidades. A veces los coaches temen insistir demasiado en que la persona decida actuar porque temen que puedan parecer agresivo. Ahora bien, el coaching que no lleva al éxito, solo consigue minar la seguridad de uno mismo, y con ello, el objetivo principal que una persona tenga en su proceso.

Seguridad

 

Para que las personas puedan aumentar la seguridad en sí mismas, además de ir acumulando éxitos han de saber que los han logrado gracias a su esfuerzo. Al mismo tiempo, deben saber que hay otras personas que creen en ellas, lo que quiere decir que confían en ellas y las apoyan para que tomen sus propias decisiones. Significa que se las trata por igual aunque su cargo pudiera ser inferior.

 

El objetivo del coaching es potenciar la seguridad de los demás en sí mismos, independientemente del contenido de la tarea o de la dificultad. Si los directivos tienen en cuenta esto y lo ponen en práctica con sinceridad y confianza, observarán una mejoría notable de las relaciones y del rendimiento.

 

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame