Descubrimiento del potencial de la vivienda

El hogar donde vivimos debe de ser adaptado a la forma de vivir de cada propietario, debemos saber que se desarrollan gran cantidad de actividades, por ello tienen que resultar lo más fáciles posibles, cocinar, lavar, dormir, descansar…

En muchas ocasiones se habla de potencial, parece que en realidad esta palabra está ligada a una reforma integral, no es así, todas las viviendas tienen potencial, lo que tenemos que hacer es buscarlo, no conformarnos con lo que tenemos a simple vista, puede ser que algo se nos esté escapando.

salón con chimenea

En este salón tenemos unos techos altísimos, se ha aprovechado para subir la chimenea al techo y la hemos decorado con espejos.

Salón madera

Se aprovecha el paisaje para hacernos sentir la libertad, lo utiliza de fondo, como cuadro que cambia con el paso del tiempo.

Cuando vamos a vivir a un nuevo hogar, pensamos que es perfecto, nos acomodamos en el, pero según pasa el tiempo nos vamos dando cuenta que se podría hacer esto o aquello, una mejora, tenemos que estudiar el potencial, no lanzarnos a una reforma expréss porque podemos crear otro problema y el que realmente está, dejarlo sin tocar.

Para averiguar qué falla en la vivienda, llegar a descubrir todo ese potencial, lo que debemos hacer es coger lápiz y papel, hacer un recorrido por toda la casa, mostrar la vivienda a alguien super detallista o simular incluso una venta.

Cuando mostramos nuestra vivienda, destacamos lo que más nos orgullece de ella, pero también ocultamos lo que nos desagrada, ¿verdad?, debemos ser objetivos, aunque sea una tarea difícil.

Una vez visitada la vivienda, dedicar un tiempo a analizar cómo vivimos, qué hábitos tenemos, cuantas personas viven en la casa, niños, adultos, mascota...

A partir de ahí, comenzar a hacernos preguntas.

  • ¿En qué habitación se encuentra mejor y su razón?
  • ¿En qué parte de la vivienda reune a sus amistades, están cómodas en su casa?
  • ¿Existen puertas por las que no es necesario pasar?
  • ¿Espacios pequeños en los que es difícil el transito?
  • ¿Tiene luz natural?
  • ¿Es cómoda en relación a temperatura, calor en invierno y frescor  en verano?
  • ¿Se hacen difíciles llevar a cabo las tareas diarias?

Es muy importante mantener la mente abierta, poder identificar cuál es la parte de la casa que necesita esa reforma, ese cambio.

 

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Conoce al autor

Mónica Sánchez Gómez

Arquitecta de interiores y Diseñadora 3D

Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame