Optimización

A la forma en la que nosotros hagamos una base de datos más eficiente, más fácil de depurar, más sencilla de comprender, más veloz, etc., se le llama OPTIMIZACIÓN.

 

La OPTIMIZACIÓN no es más que el devaneo intelectual (y moral) de nosotros como diseñadores de la base de datos, en el cual nos hacemos preguntas trascendentales para nuestra filosófica vida de diseñadores de bases de datos, tales como:

 

¿NOS INTERESA LA VELOCIDAD EN NUESTRA BASE DE DATOS?
¿NOS PREOCUPA LA SEGURIDAD DE NUESTRA BASE DE DATOS?
¿NOS PREOCUPA LA CAPACIDAD DE ALMACENAMIENTO PARA NUESTRA BASE DE DATOS?
¿NOS PREOCUPA LA INTEGRIDAD DE LOS DATOS DE NUESTRA BASE?

 

Estas preguntas son las que deben regir la forma en la que vamos a diseñar nuestra base de datos.

 

Por ejemplo la velocidad con la que nuestra base de datos ha de trabajar es siempre una de las prioridades para las personas que nos piden y que utilizan nuestras bases de datos.

 

La situación de la seguridad se convierte en algo vital en los casos de diseñar bases de datos que serán utilizadas en aplicaciones on line (es decir en el Internet), pero se vuelve algo realmente irrelevante si es que vamos a correr una aplicación en nuestra computadora personal y no la utilizaremos en Internet.

 

La capacidad de almacenamiento toma importancia exclusivamente cuando diseñamos bases de datos para personas cuyo presupuesto es un tanto limitado y por consiguiente no puede invertir en una capacidad de almacenamiento muy grande, aunque es de admitir que la capacidad de almacenamiento no es hoy un factor tan determinante, siendo el caso que los precios de los dispositivos de almacenamiento no son hoy tan elevados como lo fueron hace algunos años.

 

Finalmente, la integridad de los datos es siempre, algo importante en el diseño de bases de datos.

 

Así pues, parte de la optimización implica lo siguiente:

 

  • Evitar la duplicación (parte de lo que explicamos en nuestra lección anterior)
  • Evitar la inclusión de columnas de tamaño variable (como VARCHAR y TEXT)
  • Utilizar los tamaños de columna (o mejor dicho de tipo de datos) más pequeño que nuestras necesidades lo permitan (como SMALLINT)
  • Utilizar en la medida de lo posible los tipos numéricos sin signo (UNSIGNED) ya que esto aumenta la eficiencia con la que nuestra base ha de trabajar
  • Utilizar la optimización de las tablas para evitar, como ya dijimos, la duplicación innecesaria de los datos
  • Considerar la desnormalización de las tablas (es decir, sacrificar la elegancia, para ganar un poco de velocidad), o cual implica, si no hay más remedio, permitir la duplicación o la redundancia de información
  • Utilizar datos por defecto cada vez que nos sea posible
  • Utilizar los índices para acelerar nuestras consultas

 

En nuestro siguiente encuentro, Una Palabra sobre Seguridad. Hasta Pronto

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame