Alterar

Hola a todos y todas, ¿cómo están?

El alterar una tabla no es del todo conveniente, pero se hace a veces necesario. El alterar una tabla implica a veces el cambiarle de nombre a la tabla, o cambiarle el tipo de datos que almacenará una tabla, o el cambio del nombre de la columna, etc.

¿Por qué no es del todo conveniente? En realidad es un temor milenario transmitido a través del ADN como un terror instintivo de cualquier programador o encargado de una base de datos. Claro está, este temor no es infundado, no señor. El temor se deriva de una serie de razones, para mencionar alguna, imaginen ustedes lo que sucedería si, una vez creada la base de datos, insertados una cantidad considerable de datos y teniendo nuestra aplicación siendo utilizada por una gran cantidad de personas que insertan, borran, modifican y consultan nuestra base, necesitamos cambiar el nombre de nuestra base por alguna razón. Si la aplicación que utiliza nuestra base de datos contiene una cantidad igualmente enorme de llamadas a nuestra base de datos (específicamente a la tabla a la que le cambiamos el nombre), entonces nuestra aplicación está llamando a una tabla que ya no existe (al menos, no existe nunca más con el nombre que le dimos en un principio), por lo que nuestra aplicación (o nuestro motor de base de datos) nos enviará un mensaje de error diciendo que la base de datos no existe más y que nuestro puntero está apuntando (perdón por la obvia redundancia) a un valor nulo (NULL en la mayoría de las veces).

Todo lo anterior se traduce, como ya seguramente lo habrán adivinado en una cacería de brujas dentro del código de la aplicación que hace las llamadas a la tabla a la que le hemos cambiado el nombre. Lo que implica una cantidad de tiempo invertido (que podría de hecho ser tiempo perdido) en una tarea que no hubiese sido necesaria si simplemente no le hubiésemos cambiado el nombre desde un principio a nuestra tabla.

Muy bien, después de haberles asustado, veamos la sintaxis de la sentencia ALTER, que es la que se utiliza para ALTERAR el balance del universo de nuestra base de datos:

 

 

mysql


En nuestro ejemplo vamos a utilizar algunas de las capacidades de la sentencia ALTER, conforme avancen sus necesidades, aprenderán a utilizar otras opciones de esta sentencia. Por el momento, vean algunas de los poderes de la sentencia dicha:

 

Damas y caballeros, tal y como en las enseñanzas de las disciplinas espirituales orientales, nuestro deber es mostrar todos los caminos posibles. Sin embargo, no está demás hacer de nuevo la advertencia: eviten al máximo utilizar la sentencia ALTER para modificar una base de datos que ya esté llena de información. Claro está, de cuando en cuando se hace imposible prescindir de esta utilidad, pero en la medida de lo posible, no la utilicen. Hasta Pronto.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame