Recorrido interior

La nave central
La nave central
La nave central, las galerías, el transepto y los órganos
PLANO de la nave central, las galerías, el transepto y los órganos

¿QUÉ PODEMOS VER? Tras pasar el Pórtico de la Gloria se accede a la nave central. La planta de la Catedral tiene forma de cruz latina (el brazo perpendicular es más alargado que los laterales).

LA NAVE CENTRAL: o mayor, mide cerca de 100 metros de largo, 18 de ancho y 8 de alto y permite el tránsito del peregrino desde el pórtico de la Gloria hasta el Altar Mayor. Las columnas sostienen bóvedas de cañón (forma de curva o de medio cilindro).

LAS DOS NAVES LATERALES: sus columnas sostienen bóvedas de arista (dos bóvedas de cañón cruzadas) y encima tribunas o galerías (triforio) de 5 metros de alto, para acoger a los peregrinos.

LA ILUMINACIÓN: procede de las ventanas de estas galerías.

TRANSEPTO: (del latín transeptum, barrera) a estas tres naves largas las cruzan otras tres (los brazos cortos de la cruz) de 70 metros de longitud y 20 de ancho.

EL CRUCERO: el centro donde se cruzan las naves, delante del altar mayor, tiene una altura de 30 metros. Arriba puede observarse la cúpula o bóveda (cimborrio) gótica que representa el ojo de Dios.

LA GIROLA O ÁBSIDE: detrás del altar mayor, formada por diversas capillas románicas. El trazado de las naves laterales que se continúa con el ábside permite la circulación de los peregrinos aunque se esté impartiendo la Misa.

LOS ÓRGANOS: hay dos, situados en la zona alta, al final de la nave mayor. Son del siglo XVIII, pero su mecanismo ha sido actualizado recientemente.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame