El poder de la percepción

El poder de la percepción

El poder de la percepción

¿Puede imaginar el lector por un momento el efecto que produciría esta Catedral en el campesino del siglo XIV o XV, que accedía a ella? Acostumbrado a vivir en una choza, esta iglesia era el único edificio de piedra que conocía.

El imponente tamaño del edificio, su grandiosidad, el ascenso por las escaleras al Pórtico de la Gloria con la visión de esculturas en las que podía ver a los condenados en el infierno y al Dios Salvador, el tránsito por la nave central hasta llegar al Altar Mayor recubierto de oro… A todo esto hay que añadir la música del órgano, las oraciones en latín, una lengua desconocida para él y el olor de las velas y del incienso del botafumeiro. Todo debía contrastar de manera abrumadora con su realidad cotidiana y lograr despertar en él una tremenda emoción.

 

SUGERENCIA ENERGÉTICA

Todas las iglesias y por supuesto las catedrales están edificadas sobre vórtices energéticos. En el caso de la Catedral de Santiago se utilizó en su construcción piedra de granito, que es además, una fuente de energía natural. Por eso permanecer dentro de la Catedral produce una sensación de gran bienestar.

Le sugerimos que elija un rincón, el que prefiera, y que se siente en un banco durante unos minutos:

  • Si es religioso quizás desee rezar.
  • Si no lo es, simplemente cierre los ojos y sea consciente de su respiración. Deje pasar sus pensamientos cotidianos y permanezca atento a este proceso habitualmente inconsciente de la respiración, durante unos minutos.
  • Mientras permanece con los ojos cerrados, escuche los sonidos que hay a su alrededor: música, rezos, el silencio… y detecte olores como el incienso o el humo de las velas.
  • Seguramente logrará una experiencia inolvidable.
¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame