La desviación como motivo de combinación (I)

Este es uno de los temas que más me agradan al momento de jugar ajedrez y realizar combinaciones, debido a que la “desviación” de una pieza siempre es motivo de quebradero de cabeza para el jugador rival.

Por ejemplo, cuando los peones del enroque se encuentran en su posición inicial y existe cierta amenaza de mate en la octava fila. En esta posición de peones normalmente forma la mejor cubierta defensiva para un rey en el medio juego.

Sin embargo, en aquellos casos en que hay líneas abiertas en el centro o en cualquier otro lado a lo largo de las cuales actúan las piezas pesadas (dama, torre), se debe estar alerta y en guardia, ya que la penetración en la fila de retaguardia por una de estas piezas puede conducir al mate.

Por esto, en tales situaciones, los jugadores experimentados, cuando se les presenta una oportunidad conveniente, realizan en el momento oportuno lo que se llama un “orificio” de salida al rey: avanzan uno de los peones delante del rey, para darle una ruta de escapatoria a su monarca en caso lo requiera. Normalmente es mejor avanzar una casilla un peón de torre o un peón de caballo, pero desde luego también otras variantes de esto son totalmente posibles.

La desviación de las piezas adversarias sólo puede lograrse empleando amenazas efectivas. Como medios pueden utilizarse:

  • Amenaza de una pieza (indefensa o de más alto valor, por ejemplo, un caballo o alfil amenazando a una torre o dama).
  • Dando jaque
  • Amenaza de mate
  • Clavada de piezas
  • Cambio de otras piezas
  • Combinando los medios anteriores, y con otros que eventualmente se presenten.

Veamos un ejemplo de lo expresado anteriormente.

 

ajedrez

 

Aparentemente la posición está igualada, ambos bandos igualan en peones y en piezas, pero la posición de las mismas es la que dará la victoria a las piezas blancas.

 

En el diagrama 48 juegan las blancas… ¿usted qué jugaría? Veamos si atinó a la jugada exacta. Las blancas, utilizando el tema de esta lección, la desviación, se dan cuenta que el monarca negro se encuentra encerrado con su cobertura de peones, de tal forma que si la torre blanca lograra penetrar hasta la octava fila, sería el fin de la partida.

La única pieza negra que defiende la casilla d8, que es el sitio donde desea posicionarse la torre blanca, es la dama negra. Entonces la dama blanca debe realizar una jugada de “desviación” para que la dama negra se aleje de dicha casilla, por lo tanto la jugada inesperada de las blancas es:

1.Db7!

 

ajedrez

 

El diagrama 49 muestra como las blancas realizan la idea de la desviación con un ataque doble, ya que tanto la dama como la torre de las negras son atacadas, y las negras no pueden capturar la dama blanca debido a su obligación de defender la casilla d8. Con esta jugada, las negras pierden la partida irremediablemente.

 

Ahora veamos otro ejemplo de desviación en el diagrama 50:

 

ajedrez

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame