Finales con peón de alfil y peón de torre (2)

(22) Finales de Peones
Peón de alfil y torre. Caso 2.
(Guillermo Gutiérrez)

Peón de alfil y torre

En esta lección trataremos de analizar un tema muy conocido en los finales de ajedrez, y en este caso, aplicables a los finales de peones, me refiero expresamente al tema de "La Triangulación". El GM Jesús de la Villa lo describe de la siguiente manera: "Aquí se trata del caso más simple y más frecuente de las casillas conjugadas, la triangulación, que sí es necesario conocer, porque es muy frecuente... en primer lugar salta a la vista que las blancas no pueden coronar el peón de c y por lo tanto deberán capturar el peón 'a' negro. Para eso deben llegar a la casilla b6 y este es el punto clave del problema. Si las blancas juegan 1.Rc5 las negras deben jugar 1...Rc7 para impedir al rey blanco llegar a b6. Por otro lado si las blancas juegan 1.Rd6 para coronar el peón las negras tienen que contestar Rd8; estas son las dos posiciones claves de la defensa. Aunque parece que las negras siempre tienen recursos contra las amenazas blancas, esa necesidad absoluta de contestar a cada casilla del rey blanco con una muy específica del rey negro nos debe hacer sospechar. ¿Qué pasa por ejemplo si el rey va a una casilla desde la cual amenaza las dos casillas claves (c5 y d6), en este caso d5, que es la que ocupa? La respuesta evidente es que el rey negro debe ir a una casilla desde la cual contestar a las dos amenazas, o sea una desde la que vigila d8 y c7, en este caso la única es c8. Una vez más las negras han encontrado una casilla y eso da mala espina, además esta tercera casilla se ha convertido en una tercera posición defensiva crítica. Se trata de seguir buscando casillas desde las cuales amenazar dos (o sin fuera posible 3) casillas críticas y ver si el rival puede responder a todas adecuadamente. Sin necesidad de profundizar mucho en la teoría se puede llegar a descubrir la triangulación a través de las casillas d4 y c4, (ambas amenazan c5 y d5). Las negras no pueden hacer nada parecido y pierden la conjugación y la partida. Si escribimos un número en cada casilla de ataque del rey blanco y el mismo en la casilla con la que debe contestar el rey negro es más fácil seguir el análisis y el razonamiento. Se dice así que se establecen pares de casillas conjugadas (o correspondientes). Observando bien estos pares de casillas se puede ver si es posible romper la defensa o no. La conjugación de casillas es un paso más allá de la oposición. La idea es la misma, pero la oposición se entiende fácilmente por su aspecto gráfico, mientras en la conjugación los pares de casillas correspondientes no tienen una distribución tan evidente y eso complica el análisis. Sin embargo el caso de la triangulación, que es del diagrama, además de ser el más frecuente, es bastante fácil de manejar. El juego correcto a partir de la posición del diagrama es fácil, una vez establecido el objetivo". 1.Rd4! Con esta jugada se inicia la triangulación del rey blanco. Se amenazan las casillas c5 y d5 1...Rd8 con esta jugada las negras defienden las casillas c7 y d7 2.Rc4 y ahora las blancas vuelven a amenazar las casillas c5 y d5, pero las negras ya no pueden vigilar a su vez los escaques c8 y c7 2...Rc8 Y ahora las negras han perdido la conjugación. La casilla conjugada de c8 es d5, entonces las blancas deben tomar dicha casilla ahora y comenzar con la oposición 3.Rd5 Rc7 4.Rc5 y ahora el camino ya está libre para penetrar por b6, tomar el peón de torre y ganar la partida. La variante prosigue con 4...Rb8 5.Rb6 Rc8 6.Rxa6 Rc7 7.Rb5+- y las blancas obtienen la victoria.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame