El dinamismo contemporáneo en el ajedrez (III)

El sacrificio de calidad.

El tema de los sacrificios en ajedrez es sumamente interesante y revolucionario, tanto así que Watson al respecto dice: el cambio más ampliamente reconocido en la técnica ajedrecística moderna es la cada vez más frecuente sacrificio de calidad. Antes que nada, ¿qué entendemos por sacrificio de calidad? Obviamente, el sacrificio  de una torre por un alfil o un caballo.

Se usa a veces el término “sacrificio posicional de calidad”, para indicar que ese sacrificio es realizado para lograr ventajas a largo plazo, con la idea que el sacrificio le será finalmente recompensado.

Debería agregar que se puede sacrificar la calidad por la iniciativa o un ataque a largo plazo, donde la justificación básica es más táctica que posicional, aun cuando la resolución de ese ataque no pueda ser prevista adecuadamente.

En estos caso la compensación puede basarse en consideraciones posicionales, tal como un peligroso caballo fuerte cercano al rey enemigo, aunque creo que la expresión ‘largo plazo’ es la que mejor describe este tipo de sacrificios.

Veamos un par de ejemplos.

 

estrategia-ajedrez

 

El diagrama 78 muestra la posición surgida de la apertura Siciliana jugada entre Pánov y Simagin. De las negras podría esperarse por ejemplo, 1…Cc4; 2.Axc4, Axc4; 3.h4 con ataque blanco. Pero, en su lugar, Simagin jugó la sorprendente:

1…Ah8!!

Watson refiere que dos signos “!!” no por su brillantez, sino por el momento en que fue jugada. La idea de ceder material sin obtener debilidades en el campo rival o ataque directo que compense, era prácticamente intolerable a principios de los años cuarenta. Hoy, aún jugadores de nivel medio hacen esa clase de jugadas, demostrando así la revolución que ha tenido lugar en la forma de evaluar este desequilibrio material.

La partida prosiguió así:

2. Axf8 Dxf8 3.Cd4 Ac4 (Ver diagrama 79).

 

estrategia-ajedrez

 

Evaluando la posición, el bando negro es recompensado por la calidad debido a que su alfil de casillas negras no tiene rival, y domina la gran diagonal a1-h8. En este caso, como ya mencionábamos en el largo plazo, la garantía de las negras no es total y tuvieron que sortear muchos problemas a lo largo de la partida para poder alzarse con la victoria.

Pachman propone la siguiente partida de análisis:

 

estrategia-ajedrez

 

1. Txf6!

Pachman comenta: un sacrificio de calidad bien fundamentado. Es cierto que las blancas no consiguen un ataque directo de mate a pesar de su alfil amenazando en f6, pero las negras estarán tan atareadas tratando de esquivar todas las amenazas, que tendrán gran dificultad en maniobrar con sus piezas.

1…gxf6 2. Axf6 Dh5 3. De3 h6 4. h3 Df5 (Ver diagrama 81).

 

estrategia-ajedrez

 

Las blancas comienzan a ubicar mejor sus piezas y a ganar puntos importantes dentro del tablero. Si observan, la dama negra se encuentra tambaleante en el tablero, y seguirá tambaleando mucho más. Las blancas siguieron con:

 

5. Ac3 Rh7 6. g4 Dg5 7. f4 Dh4 8. Rg2 (Ver diagrama 82).

 

estrategia-ajedrez

 

Existen múltiples amenazas dentro del tablero, y las negras no encuentran el plan correcto para defenderse. La partida transcurrió así: 8…Tg8; 9.De7!, Dxe7; 10.Txe7, es la manera más simple de ganar. Después del cambio de damas las negras no pueden impedir la pérdida de material, pues además de la amenaza a sus peones tienen que vigilar su alfil. Finalmente las blancas se impusieron en la partida.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame