Conceptos básicos de la estrategia ajedrecística

Para iniciar con el tema de la Estrategia Ajedrecística, cito a un prolífico autor en este tema, al Gran Maestro ChecoslovacoLudék Pachman, quién expresa que: “Un punto de vista ampliamente sustentado  es que la diferencia entre el ajedrecista experto y el novicio estriba en el grado o magnitud en que el primero puede calcular por anticipado, y la pregunta respecto a cuántas jugadas puede considerar un gran maestro es con frecuencia materia de argumentaciones.

La habilidad de calcular correctamente es sin duda necesaria para un jugador de clase superior, aunque no es ése el requisito único ni tampoco la diferencia más importante entre el maestro y el jugador aventajado.

Hay muchos jugadores que tienen buen dominio del arte de hacer combinaciones; pero nunca alcanzarán la fuerza de maestros porque carecen de habilidad para conducir totalmente la partida sobre la base de un plan previsto correctamente.

Poder calcular determinadas variantes es sólo posible y necesario en ciertas posiciones claramente definidas; pero en la mayoría de los casos nuestro propio juicio será la brújula que nos indicará el movimiento justo.

El plan a seguir en un momento dado de la partida se llama plan estratégico, y el modo como sea ejecutado así como el conjunto de principios que seguimos para llevarlo a cabo, se conoce como estrategia. Esos términos y otros tales, como metas estratégicas y tácticas, tienen el mismo significado en otras ramas del saber, como las ciencias, el arte militar, ciencias políticas, etc.

Pudiera inferirse, que la meta estratégica en cada partida es dar mate al rey contrario; y en verdad, tal era el concepto superficial que prevalecía en los días remotos de la moderna forma del juego de ajedrez.

Hoy día, sin embargo, la técnica ha mejorado y las ideas son más profundas. En las partidas de los buenos jugadores aun la ganancia de un peón débil no aparece como meta estratégica; en cambio, más a menudo una pequeña ventaja posicional (como el control de una columna abierta, el debilitamiento de un peón enemigo, o la creación de un peón pasado), son los objetivos tras los cuales un jugador se enfrasca en las batallas más severas”.

Pachman recalca que “el mejor de los planes se desbarata si no se conduce correctamente; y esto es aplicable tanto en el ajedrez como en la vida”. Al conjunto de medidas y métodos para llevar a la práctica nuestro propio plan estratégico u obstaculizar el del adversario se llama táctica.

A este campo pertenecen las maniobras, combinaciones y sacrificios, así como el ataque doble, la clavada, jaques a la descubierta, celadas de apertura, etc. Este tema es base del otro curso de ajedrez con que consta esta serie de cursos quewww.aulafacil.com propone a ustedes amigos ajedrecistas.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame