Usos de la coma

La coma, ese signo de puntuación que trae de cabeza a tantas y tantas personas, y que a veces nos encontramos en los escritos de manera excesiva... mientras que otras ni lo encontramos.

En el artículo de hoy, vamos a dar unas "pinceladas" sobre algunos de sus usos más frecuentes.

 

Solemos usarla para:

-Separar incisos, comentarios o explicaciones sobre algo dicho, aposiciones explicativas, etc. Ejemplo: Mi hijo Juan, el que trabajó en la fábrica de coches, todavía no ha encontrado trabajo desde que le despidieron.

-Separar palabras que están enumerando algo. Ejemplo: Ella es lista, inteligente, sagaz, trabajadora, deportista y alta.

-Separar partes de oraciones que actúan en la misma como complemento circunstancial. Ejemplo: Tras una mañana de lluvia, la tarde apareció soleada.

-Separar expresiones que actúan como conectores. Ejemplo: No me he traído el bañador, por tanto, no podré entrar a la piscina.

-Separar vocativos. Ejemplo: Tú, Pedro, ven aquí.

-Separar interjecciones. Ejemplo: Bah, no te preocupes.

 

Como última indicación, decir que hay que colocarla justo después de la palabra que la precede, separándola de la que le sigue.

 

coma

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame