Tratado Kanagawa

Este Tratado tiene una gran importancia en la historia de Japón y sus relaciones comerciales con otros países, pues pone fin al aislacionismo (auspiciado por las propias autoridades niponas) comercial que desde hace siglos imperaba en la isla.

Se firmó el 31 de marzo de 1854 entre el representante estadounidense, el comodoro Matthew Perry,  y el representante del emperador japonés.

Tendrá 12 artículos en los que se alcanzan una serie de acuerdos comerciales y se otorgan algunas concesiones a los estadounidenses.

En el mismo momento de la firma del tratado se abrirá a los navíos estadounidenses el puerto de Shimoda, y al día siguiente el de Hakodate; en los que podrán atracar, comerciar y abastecerse de cuanto necesiten libremente.

 

 

Se garantizará la ayuda y libertad a los náufragos estadounidenses, así como se establecerá un cónsul o representante de la nación norteamericana en Shimoda.

Además, si Japón firmase cualquier tipo de acuerdo con otros países, las ventajas que sus ciudadanos y navíos obtuviesen, se aplicarían a los estadounidenses de manera inmediata sin mediar ningún tipo de acuerdo o escrito de por medio.

Esto hizo que Japón abriese un poco sus fronteras y puertos, especialmente a rusos, británicos y franceses.

No gustaron estos acuerdos a toda la población, generando cierto malestar y enfrentamientos entre diversos sectores, surgiendo el movimiento “shishi”, que se caracterizará por un nacionalismo exagerado y fundamentado en los pilares de la reverencia extrema al emperador y la lucha contra los bárbaros (extranjeros); aunque finalmente perderán fuerza y serán desplazados.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame