Tratado de Versalles (1919)

El Tratado de Versalles fue un acuerdo de paz firmado tras la I Guerra Mundial entre Alemania (país vencido) y los vencedores del conflicto, los aliados, entre los que se encontraban Francia, Gran Bretaña y Estados Unidos como países más destacados.

 

tv

 

Fue firmado el 28 de Junio de 1919, y en él se impondrán unas condiciones excesivas a los alemanes como veremos a continuación:

Económicamente se condenó a Alemania a pagar enormes cantidades de dinero a los aliados, además de someterla a un bloqueo económico cuyas consecuencias serían unos picos de hiperinflación insoportables para la población.

También se procedió a la limitación militar del país, controlando su ejército y disminuyendo considerablemente su número de efectivos.

Territorialmente también se vio afectada Alemania, ya que:

Se desmilitarizó la zona del río Rin; perdió todas sus colonias fuera de Europa; la importante región industrial del Sarre pasó a manos de la Sociedad de Naciones, que la controlaría según sus intereses; Danzing pasó también a ser controlada entre la Sociedad de Naciones y Polonia; Alsacia y Lorena fueron para Francia; tuvo que retirarse de los territorios que ocuparon en Bélgica y Rusia; Alemania fue expulsada de la Sociedad de Naciones, etc…

 

tv

 

Como hemos visto, este Tratado fue redactado atendiendo únicamente a los intereses de los países triunfadores en el conflicto, lo que será un perfecto caldo de cultivo para el posterior triunfo del nazismo y la búsqueda de venganza por lo que los Alemanes consideraron a todas luces como un trato vejatorio y excesivamente duro; que desembocará en el estallido de la II Guerra Mundial algunos años después.

¿Te gustó? Pues comparte ;-)
Este sitio usa cookies para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Ninguna cookie será instalada a menos que se desplace exprésamente más de 600px. Leer nuestra Política de Privacidad y Política de Cookies. Las acepto | No quiero aprender cursos gratis. Sácame